Menú
CHÁVEZ Y EL ETANOL

¿Bush dijo sí? Yo digo no

El asunto no es ser chavista o antichavista, sino quién gobierna (¿o desgobierna?) el país. El teniente coronel Hugo Chávez incurre continuamente en deslices y divagaciones, que luego trata de ocultar o disimular, como buen llanero zamarro, ante sus interlocutores. Pero si éstos poseen una sólida cultura, conseguirán no mofarse de su generoso mecenas, que dispone a su antojo, sin rendir cuentas a nadie, de su hacienda privada: Venezuela.

0
El presidente Bush acaba de suscribir un acuerdo con su par brasileño, Lula da Silva, para impulsar el uso del etanol como biocombustible. De inmediato tronó el Júpiter venezolano: América Latina (¿también será toda suya en el futuro?) no debe permitir que sus tierras se utilicen para producir combustible; debe emplearlas en la obtención de alimentos. (Sin embargo, con su Gobierno la producción agropecuaria venezolana ha caído estrepitosamente –como consecuencia de las invasiones sufridas por las fincas privadas–, lo que ha provocado que haya escasez en varios rubros alimentarios).
 
El teniente coronel presidente nos tiene acostumbrados a los vaivenes, a los tiras y afloja. Nada más asumir la presidencia viajó a China, y en su primera comparecencia pública se deshizo en elogios hacia Mao. Buena parte de los presentes habían sido víctimas del señor Mao y de la cuadrilla de su esposa, que dirigía la Revolución Cultural. De milagro salvaron la vida.
 
El gran timonel criollo tampoco dejó de lado la retórica demagógica cuando viajó, billetera en mano, a Jaimaica. "Estaríamos usando las tierras fértiles y el agua que tenemos disponibles para producir alimentos (...) para los carros de los ricos'', proclamó. (¿Es que los pobres no tienen carro?). Y acto seguido apuntó hacia su hermano Lula, a quien le planteará la cuestión cuando se vean las caras, quizá en abril. Entonces Lula, que ya estará temblando, se enfrentará al Júpiter venezolano.
 
¿Qué decía el teniente coronel presidente antes de que Lula y Bush suscribieran el citado acuerdo? Por ejemplo, esto, en febrero de 2005 y durante el Encuentro Empresarial Venezuela-Brasil: "Sólo para el consumo interno de gasolina, necesitamos cerca de 30.000 barriles diarios de etanol". Y añadía: "Estamos instalando, allá en los llanos de Barinas [su patria chica], un complejo azucarero [hoy sometido a investigación por corrupción], con tecnología brasileña y apoyo cubano". "Aspiramos a instalar la planta de producción de etanol en esos llanos tan ricos. Requeriríamos casi duplicar la actual producción de caña venezolana para el proyecto del etanol [¡¿?!]". Y hablaba de "generación de empleo", del "desarrollo de la agricultura, de la industria", de producir "energía limpia para el equilibrio ecológico". "Cuántos beneficios, y muchos más...".
 
Más recientemente, el pasado febrero, Caracas y La Habana firmaron un acuerdo para instalar en tierras venezolanas once plantas de etanol. También en febrero, pero de 2006, Petróleos de Venezuela (PDVSA) y Petrobrás llegaron un acuerdo por el que ésta suministraría etanol a aquélla mientras se desarrollaba la producción  venezolana de dicho combustible.
 
Venezuela espera producir 25.000 barriles diarios de etanol entre 2005 y 2012. Los ricos tienen suerte con sus carros, y en Venezuela son muchos los que recién lo son.
 
Las palabras no se las lleva el viento...
 
 
© AIPE
 
SAÚL PÉREZ LOZANO, periodista venezolano y coordinador general editorial del Bloque Dearmas.
0
comentarios

Servicios