Menú
ESTADOS UNIDOS

País de ignorantes

¿Qué tal si nos planteamos algunas cuestiones relacionadas con la educación cívica del personal? A ver, por ejemplo, diga cuáles son los tres poderes del Estado; si me responde que el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, es que está usted mejor informado que el 50% de sus compatriotas.

Walter E. Williams
0

El Intercollegiate Studies Institute (ISI) de Delaware acaba de publicar los resultados de su encuesta nacional "Nuestra herencia evanescente". Las preguntas, ciertamente, no eran nada del otro mundo. Pues bien, apenas el 21% de los consultados sabía que la frase que habla del "gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo" forma parte del Discurso de Gettysburg, pronunciado por el presidente Abraham Lincoln el 19 de noviembre de 1863. Casi el 40% dijo que la Constitución faculta al presidente a declarar la guerra, lo cual no es cierto. Sólo el 27% sabía que la Declaración de Derechos prohíbe expresamente que Estados Unidos tenga una religión oficial. Significativamente, cerca del 25% sostuvo que el Congreso comparte sus poderes en materia de política exterior con las Naciones Unidas. Entre las 33 preguntas se contaban también las siguientes: "¿Quién es el comandante en jefe del ejército de los Estados Unidos?", "[¿Podría nombrar? dos países enemigos [de EEUU] durante la Segunda Guerra Mundial?", "Según nuestra Constitución, algunos poderes pertenecen al Gobierno federal. ¿Podría mencionar uno?".

El 71% de los encuestados suspendió el examen. La puntuación media fue de un 49% de aciertos.

Nada nuevo bajo el sol. En 1990, una encuesta de Gallup para el National Endowment of the Humanities entre 700 graduados universitarios arrojó los siguientes resultados: el 25% no sabía que Colón llegó al Hemisferio Occidental antes del año 1500; el 42% no supo situar la Guerra Civil en la mitad de siglo correcta; el 31% pensaba que la Reconstrucción se produjo después de la Segunda Guerra Mundial. En 1993, una encuesta del Departamento de Educación concluyó que la mitad de los graduados universitarios blancos y el 80% de los negros eran incapaces de resumir por escrito el contenido de un artículo de prensa. Pero no hay por qué alarmarse: una encuesta realizada en 1999 por el American Council of Trustees and Alumni entre alumnos de las 55 mejores universidades del país arrojó que el 98% conocía al rapero Snoop Dogg y a Beavis y Butt-Head. Sólo el 34% sabía que George Washington fue el general de la batalla de Yorktown.

Con semejante capacidad de discernimiento y tal bagaje de conocimientos históricos, los americanos somos presa fácil de los charlatanes y los timadores. Si ignoramos los límites constitucionales que pesan sobre el Congreso y sobre el inquilino de la Casa Blanca, los políticos harán lo que quieran para controlar nuestras vidas, desde decidir qué tipo de bombillas que podemos usar hasta cómo debe ser nuestro sistema sanitario o qué empresas han de ser rescatadas. Y todo porque pensamos que el Congreso puede hacer lo que le venga en gana con el solo hecho de ponerse a votar.

Una última cosa: el ISI ha descubierto algo que encuentro a la vez desconcertante y esperanzador. Y es que cerca del 70% de los encuestados –cateadores incluidos– consideran que nuestra historia, nuestra cultura y nuestras instituciones son importantes y deberían ser objeto de estudio en los centros de educación superior. Incluso puede que suscriban la célebre máxima de Thomas Jefferson:

Si un país espera ser ignorante y libre, espera algo que jamás ha sucedido y jamás sucederá.


© Creators Syndicate Inc.

0
comentarios

Servicios