Menú

Exteriores 20 de Abril de 2009

LAS GUERRAS DE TODA LA VIDA

De cómo Perón y Fidel inventaron Seattle

Horacio Vázquez-Rial
Juan Domingo Perón.
Cuba no va a las reuniones de la OEA. Es decir, la OEA no la recibe hasta que sus gobernantes no cambien de estilo. Yo pienso que es casi una cuestión de destino, porque fueron el joven Fidel Castro y el ya maduro (tenía 55) general Perón quienes por primera vez boicotearon la organización y, en general, las cumbres iberoamericanas.
CUBA

Que el mundo se abra al pueblo cubano

Matías Jove
En la historia reciente de Cuba, pocos acontecimientos despertaron tanto interés como la visita de Juan Pablo II, en enero de 1998. La esperanza generada era lógica: el Papa polaco había contribuido, junto a otros grandes personajes como Margaret Thatcher y Roland Reagan, a la caída del Muro de Berlín. El colapso del comunismo era una realidad, y Cuba representaba una excepción totalitaria en Occidente.
NICARAGUA

Una ayudita al comandante Ortega

Jaime Daremblum
Daniel Ortega.
Ortega exige un bailout de Washington. Los países centroamericanos sufren actualmente las consecuencias de la crisis económica mundial. El mes pasado, durante una reunión del Sistema de Integración de Centroamérica (SICA), el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, jefe del Partido Sandinista y gran amigo de Hugo Chávez, propuso un remedio: Estados Unidos debe rescatar económicamente a la región.
ARGENTINA

La peligrosa levedad del Estado

Osvaldo Gallone
La Casa Rosada. (Foto: Mario Noya).
Es probable que, con sus más y sus menos, la ciudad de Buenos Aires no sea más peligrosa que Manhattan, Barcelona, Milán o cualquier megalópolis del mundo. Hace unas horas, en un barrio bonaerense, un menor de catorce años vació el cargador de su arma contra un hombre de mediana edad con el fin aparente de robarle su auto. Se puede hurgar en los archivos periodísticos más recientes en busca de casos similares en otras tantas capitales del mundo.
COLOMBIA

¿Quién nos blindará?

Enrique Santos Calderón
No estábamos, pues, blindados, como pregonaba hasta hace poco el iluso ministro de Hacienda. Llegaron –y de qué forma– las vacas flacas. Las últimas cifras han pulverizado la peregrina tesis de que la crisis mundial nos sería benigna. Y no deja de ser tristemente irónico, aunque no del todo inexplicable, que la economía de verdad blindada sea la de la coca.