Menú

A propósito del “Compre americano”

Sería una mejor política de actuación comprar los mejores productos al mejor precio, con independencia de dónde estén hechos.

Fundación Heritage
4

¿Quién se podría oponer a medidas del tipo "Compre americano", que parecen respaldar a la industria americana y crear empleo? A primera vista, eso es lo que parece que hace la Ley de Banderas Nacionales. Pero si se mira de cerca, tales leyes no benefician a las industrias nacionales sino más bien a un reducido grupo de productores.

Una reciente propuesta de la Cámara de Representantes requeriría que las fuerzas armadas de Estados Unidos utilizaran solamente banderas nacionales fabricadas en Estados Unidos, en lugar de en el extranjero. Una Ley de Banderas Nacionales con una base más amplia impondría unos requisitos parecidos a todas las compras de banderas a escala federal.

Según la Asociación de Fabricantes de Banderas de Estados Unidos, el 95% de las banderas vendidas en 2012 en nuestro país estaban fabricadas en Estados Unidos. Por tanto, la Ley de Banderas Nacionales es en gran medida simbólica. Sin embargo, otros requisitos del tipo "Compre americano", como los que estaban incluidos en el paquete de estímulos de 2009 del presidente Obama, realmente obligan al Gobierno a malgastar el dinero de los impuestos, a la vez que invitan a la toma de represalias por parte de otros países.

Para el Gobierno sería una mejor política de actuación comprar los mejores productos al mejor precio, con independencia de dónde estén hechos. Una economía en crecimiento, no un crecimiento de las regulaciones públicas, es lo que en última instancia será más beneficioso para los fabricantes americanos de banderas y de cualquier otro producto, y un auténtico reflejo del patriotismo americano.

©2014 Libertad.org
* Traducido por Miryam Lindberg

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation