Menú

Libertad económica: el secreto del éxito

Los mercados son la fuerza más poderosa del mundo para derrotar a la pobreza y hacer que las comunidades sean más seguras, saludables y limpias.

Fundación Heritage
3

A menudo es fácil olvidar en qué punto del camino nos encontramos. En Estados Unidos, los cimientos de nuestra sociedad y la fuente de nuestra riqueza y prosperidad están firmemente enraizados en los principios de la libertad económica. Los mercados son la fuerza más poderosa del mundo para derrotar a la pobreza, mejorar los niveles de vida y hacer que las comunidades sean más seguras, saludables y limpias.

Éste es el mensaje que Michael Cox, ex economista jefe de la Reserva Federal de Dallas y profesor en la Universidad Metodista del Sur, nos hace llegar en un nuevo e impactante video realizado por la Fundación de Estudios Americanos. Según el Dr. Cox:

Todos nos hemos beneficiado enormemente de la libertad y la competitividad que los mercados brindan de manera natural. El deseo inherente de tener una vida mejor para nosotros y para nuestras familias ha creado los incentivos para que aprendamos, inventemos, innovemos, seamos productivos en el trabajo, ahorremos, invirtamos, hagamos préstamos, abramos empresas, contratemos a otras personas y tomemos riesgos empresariales.

Por desgracia, la esperanza y la oportunidad que nos proporciona la libertad económica se encuentran en una encrucijada. Según el Índice de Libertad Económica, publicado conjuntamente por la Fundación Heritage y el Wall Street Journal, la libertad económica se está estancando en todo el mundo. Y en ningún lugar resulta más obvio que aquí, en Estados Unidos, el país cuyo sistema de libre mercado ha dado a sus habitantes la oportunidad de una vida mejor. Desde 2008, Estados Unidos ha caído cinco puestos en el Índice debido al gasto, el clientelismo y las regulaciones de un Gobierno omnipresente.

Para volver a poner a Estados Unidos (y al mundo) en el buen camino necesitamos volver a los principios de la libertad económica. La riqueza y la prosperidad que conocemos no eran un simple y fugaz momento en la historia de nuestro país, sino una promesa que legamos a cada generación. Si queremos mantenerla viva debemos adoptar de nuevo los principios de la libertad económica.

©2014 Libertad.org
* Traducido por Miryam Lindberg

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation