Menú

Obama, Mandela y Morsi

Ante la situación en Egipto, Obama llamó a Morsi desde Tanzania. ¿Qué le habrá dicho? ¿"Es la economía, estúpido"?

GEES
2

¿Qué tiene en común estos tres personajes? Obama y Mandela son los primeros presidentes negros de sus países, y ambos han sido agraciados con un Nobel de la Paz. Mandela y Morsi comparten la responsabilidad de llevar las riendas de una joven democracia. El primero supo llevar la libertad y la reconciliación a Sudáfrica –aunque hoy en día parece que no todas las heridas y problemas están cerradas–, y Morsi apenas ha empezado. Por último, los tres comparten un difícil momento y portadas en todos los medios: Obama tiene que lidiar con el caso Snowden y con todas sus implicaciones, domésticas e internacionales; de Mandela sabemos que su estado de salud es extremadamente delicado, y mientras los rumores sobre su empeoramiento van y vienen, la familia y el Gobierno sudafricano hacen un uso abusivo de su imagen y de lo que simboliza; y a Morsi los militares le han echado un órdago.

Además, los tres coinciden estos días en tierra africanas, gracias al viaje del presidente norteamericano al continente que vio nacer a su padre. Es su segundo viaje oficial después de una breve estancia de poco más de 24 horas en Ghana en 2009. Una visita que entonces supo a poco y que ha hecho que, cuatro años después, los africanos se pregunten por qué ha tardado tanto en volver. Sobre todo porque el continente subsahariano celebró como nadie la victoria del primer presidente negro en la historia de EEUU. Kenia declaró fiesta nacional, Nelson Mandela afirmó que su ejemplo demostraba que los africanos debían "atreverse a soñar", y hasta al ministro de Exteriores nigeriano se le cayeron las lágrimas. Obama les devolvió los cumplidos mostrando en público su cariño por el continente. Y ahí quedó todo. Ahora, muchos subsaharianos expresan su decepción por lo consideran una falta de atención por parte de la Administración norteamericana, y recuerdan que desde la iniciativa de George W. Bush denominada Emergency Plan for AIDS Relief no ha habido otra comparable.

La crítica situación egipcia ha pillado a Obama despidiéndose de la familia de Mandela y con un pie en un foro de negocios en Tanzania. Y es que, al fin y al cabo, son los negocios y es la buena andadura económica de un país lo que da tranquilidad y bienestar a los ciudadanos. Mandela lo entendió así, y se empeñó en sacar de la crisis y del aislamiento económico a su país, insertándolo en la economía de mercado. En EEUU, la última campaña electoral de Obama tuvo un tinte preferentemente económico con el mensaje de recuperar esa fortaleza económica. Y en Egipto el enfurecimiento de la población un año después de que Morsi inaugurara su mandato se fundamenta en gran parte en la frustración por el colapso económico del país: el PIB se frena, el desempleo crece y la moneda y las inversiones extranjeras caen.

Ante la situación en Egipto, Obama llamó a Morsi desde Tanzania. ¿Qué le habrá dicho? ¿"Es la economía, estúpido"?

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios