Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos
LIBROS: ALIVIO RÁPIDO de SILVIA GRIJALBA

Modernos patológicos

Alivio rápido es la primera novela de la periodista y “discjockey” Silvia Grijalba. Esta mujer de pelo anaranjado conoce lo que hay detrás de tribus y bandas de rock y asimilados por partida doble: como miembro activo y como testigo.

0
Ha escrito monografías sobre Depeche Mode y Dire Straits y cubre la información sobre música moderna en el diario El Mundo desde hace más de una década.

Las dos vertientes de su actividad se ven claramente en Alivio rápido. Su experiencia como periodista le da soltura y concisión en la descripción de situaciones, y haber vivido la noche le permite ajustar cuentas “personalmente” con un mundo que se ve arrastrado por la urgencia. El sugerente título de la novela tiene también dos sentidos. Por un lado, hace referencia a los encuentros sexuales que suelen tener los componentes de los equipos musicales en el “backstage” cuando van de gira, y por otro podría significar lo poco que le importa a la protagonista perder a un novio que, en dos años, pasa de tenerla colgada a ser un estorbo del que nadie se acordará cuando esté muerto. Ni ella, ni su familia, ni el mundo de la música.

El libro tiene tres partes: la primera nos lleva de la mano de una “esposa del rock”, una especie que se ve obligada a tragar con infidelidades y llevarlas como si no le importaran. Alba, la novia del líder del grupo “Asian Vibes”, hija de hippies acomodados, participa en el festival de sexo, drogas y música en una gira que se interrumpe en Zaragoza por encarcelamiento del novio.

Ahí comienza la segunda parte dedicada a describir lo que ocurre dentro y fuera de la prisión. Este bloque tiene un estilo más informativo que novelesco, aunque consigue pasar sin traumas del mundo marginal al de los yuppies del barrio de Salamanca donde encuentra su acomodo profesional la protagonista.

La tercera parte se mueve en el terreno de la mentira sobre los sentimientos, que concluye con la eliminación del objeto de deseo, ese atractivo músico al que las drogas, el alcohol y su ego lo llevan a un callejón sin salida.

Silvia Grijalba hace un recorrido por el mundo del rock desde los 70 hasta hoy en el que se trasluce la crítica a su componente machista y a la trampa de las drogas en hijos y padres burgueses. Como complemento, incluye un glosario sobre tribus urbanas, escaso pero original, en el que aparecen términos como “lalys” —chicas con peinado de Laly Soldevila—, “neobohemios”, “posprogresivos”, “neobeat” —con una referencia poco cariñosa a la pareja Cristina Rosenvinge-Ray Loriga— o “jomtec”.

Alivio rápido, que se nutre de la experiencia de la autora en festivales de hoy como Espárrago Rock y, sobre todo, Benicassim, manifiesta, sin embargo, una mayor querencia por los tiempos de la movida, de La edad de oro, el programa de Paloma Chamorro, haciendo suya una consigna de Mac Namara que cantaba en plan nihilista: “El placer por el placer. Total, no sé qué hacer”.

Aquella actitud ha dejado algunos muertos y sigue, con menos conciencia y más impostura, en la actualidad. Al menos, es lo que deja entrever Silvia Grijalba en un libro ameno en el que muchos se verán retratados.

Silvia Grijalba, Alivio rápido. Plaza y Janés. Barcelona 2002. 271 páginas. 15,90 euros.

0
comentarios

Servicios

  • Inversión
  • Seminario web
  • Podimo
  • Tienda LD