Menú
José María Albert de Paco

Listerías

El verdadero reto es que la lista sea de veras transversal y para eso no se me ocurre mejor candidata que la Sra. Rius, madame de Cataluña.

Pujoles Ferrusolas, ni uno, y no precisamente por falta de ejemplares. (Qué exótica, Cataluña: los Pujol están excluidos por razones no muy distintas a las que excluirían a Enric Marco.) Tal vez Diana Garrigosa, por aquello de ir enlazando tradiciones. Y Anna Sallés, claro, médium demediada. Hay apuestas menos arriesgadas: Miquel Calçada, Isona Passola, Mònica Terribas, Carles Capdevila, Carme Ruscalleda, Lluís Llach, Joel Joan, Jaume Barberà... Pienso también en Sílvia Bel, musa del Tricentenari. Y, por supuesto, en el Tercio Valenciano: Vicent Sanchis, Vicent Partal, Isabel-Clara Simó... Por el Charnego suena Eduardo Reyes (Pino, Córdoba) y yo me atrevo con Justo Molinero (Villanueva de Córdoba, Córdoba) y Lluís Cabrera (Arbuniel, Jaén). Por parte de La Vanguardia, la Pilar, el Màrius, el Jordi, el Francesc-Marc... Ah, y algún ninotaire, no vayan ahora a hacerse los bohemios después de rendir tantos servicios a la patria. Como jefe de filas de la legión inglesa, Mathew Tree.

El verdadero reto, no obstante, es que la lista sea de veras transversal, y para cumplir esa condición no se me ocurre mejor candidata que la Sra. Rius, madame de Cataluña. Eso sí, si hablamos de glorias nacionales, nadie como Josep Maria Flotats. Y un furero, qué demonios; después de todo, lacosa va de vísceras. Por descontado, Dyango, el Anchoveta y la Feliu (alguien tendrá que darle conversación a la Sra. Rius). (He pedido al Ratpack, un grupo de golfos con los que como los viernes, que me echen una mano. Y me la han echado, sí, pero al cuello: "La carpa Juanita, l’ou com balla y el gegant del Pi". Gentuza, ya digo.) En la bancada de Dios, el Pare Manel (Granada) y Francesc Romeu. En cuanto al sector ‘provectos y venerables’, Joan Rigol, Oriol Bohigas y, hum, ¿Josep Ramoneda? Y con éstos y Hristo Stoichkov, Tortell Poltrona y alguien de Unió de Pagesos ya lo tendríamos. Bueno, y faltaría un ecuatoriano. Y un mourinhista. Y un poeta automático. ¡Esto no hay quien lo pare!

En Opinión

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador