Menú

Homófobos en libertad

José María Marco

La presencia política y mediática de esas "mafias" o "lobbies" se debe a su militancia, claro está, pero también a la inopia o la nulidad de quienes se proclaman defensores de una sociedad tolerante y liberal sin creer en ella. (Volver)
AMDG dijo el día 2 de Julio de 2011 a las 22:34:28:

> salvo la provocación de que ser homosexual es una desgracia, no veo nada fundamentalmente incorrecto.

No sé si será provocación, pero para saber si algo es una desgracia o no, no hay mejor cosa que preguntar a un padre si quiere tener un hijo con esa característica.

Yo a quienes piensan que no lo es, les desearía hijos homosexuales hasta que cambién de opinión.

rafavega dijo el día 26 de Julio de 2010 a las 11:36:15:

Hay una ley que dice que los hombres somos sospechosos de ser maltratadores por el mero hecho de serlo y hay otra ley que dice que en caso de que una mujer decida que se ha aburrido de su marido puede echarle de su casa y negarle ver a sus hijos (salvo algún fin de semana)

No he leído todos los artículos de la polémica. Solo el inicial de Moa, y este, no he leído las respuestas de Moa, ni el de Federico ni el de Esplugas, etc. Pero salvo la provocación de que ser homosexual es una desgracia, no veo nada fundamentalmente incorrecto.

Respecto a la homosexualidad en sí, habría que decir en primer lugar, por ejemplo, qué porcentaje de la canción popular española ha sido hecha por homosexuales. Es decir creo que hay que separar los conceptos de tolerancia y de promoción. La tolerancia está en el germen mismo del liberalismo, otra cosa muy distinta es que una sociedad tenga que promover determinadas posturas. ¿Qué sentido tiene que una sociedad promueva la homosexualidad? ¿Realmente queremos una sociedad de homosexuales singles con hijos comprados a madres de alquiler tipo Ricky Martin?

En fin, un poco más de cintura por parte de los colectivos que mandan en este régimen, y un poco más de pensar con la cabeza y de responsabilidad se van echando en falta, la verdad.

pecio dijo el día 26 de Julio de 2010 a las 10:47:51:

Recuerdo la primera vez que vi al señor Marco en la TV, hablando muy suave, con autodominio, la voz templada. Mi mujer quería cambiar de canal porque no le gustaba ese "nuevo" comentarista, pero yo me opuse. Desde ese mismo instante quede magnetizado de las finas maneras, de la elegancia, la ironía bien temperada como el clave de Bach.

¿Quién es este hombre? ¿Dónde estudió? ¿Liberal-conservador, por qué se autodefine así? Perdóneme que lo elogie, pero me fascinó con sus conocimientos y educación; agudeza en los análisis sin la más mínima intención de imponer su visión, un lujo.

Leo ahora que deja usted LD, noticia que a mí no me termina de sorprender porque la intuía; no por el debate sobre la homosexualidad sino que viene con más horizonte; las causas las desconozco pero las escasas apariciones me hacían temer lo ya confirmado.

Un saludo conservador

LiBReTTo dijo el día 21 de Julio de 2010 a las 00:23:49:

Me parece que el artículo de Pío Moa se está leyendo de una forma un tanto inquisitorial por parte de los más destacados miembros de LD. Haciendo una lectura calmada, y fuera de guerras o de presiones por docenas de mails, quejas o lo que sea, me parece que el comentario de Moa puede molestar pero ni discrimina a los homosexuales, ni busca odio... Que ser homosexual es una desgracia es opinable, y ahí Moa tendrá que aguantar su vela, pero todo los demás que le atribuyen a su artículo lo han tenido que retorcer y retorcer y retorcer... Si ahora ser liberal tiene como prerequisito la obtención del carné del PC (políticamente correcto), que me borren. Al menos que me borren del liberalismo de LD.

juanvic dijo el día 19 de Julio de 2010 a las 23:29:03:

Felicidades por recordar a la gente que en LD se respeta la libertad, pero no el libertinaje. A mí, lo del Sr. Moa, me parece de un libertinaje vergonzoso.

AdMiles dijo el día 12 de Julio de 2010 a las 19:22:37:

El otro día tras leer el estúpido artículo del Sr Moa, digo estúpido porque esto también sera opinable ¿no?, y como no estaba dado de alta en para poder comentar en LD envié un mail a la redacción quejándome del mismo, por eso me alegro y agradezco al Sr Marco que haya tendo a bien responder de forma tan ponderada como fundamentada.

Sólo quiero añadir una cosa, y aclarar a muchos de los comentaristas anteriores, que haría muy bien cierta parte de la derecha española en no empeñarse en expulsar de su ámbito al 100% de los homosexuales españoles. Cuando se aspira a gobernar debería intentarse "pescar en todos los caladeros". No es inteligente regalar así, gratis, al enemigo un grupo de población que no sé exactamente el porcentaje de la población que abarca pero desde luego no es desdeñable. Puede que el colectivo de "meapilas" sea hoy aún cuantitativemente más numeroso pero tal como se ven en cantidad y en edad las iglesias dentro de unos años ... Puede que a los otros, los de la alianza de civilizaciones, los homsexuales les importen realmente una mierda, pero al menos en esto demuestrán algo más de visión de futuro.

ongietor dijo el día 12 de Julio de 2010 a las 13:27:25:

Claro que hoy hay demasiados pseudo-matrimonios voluntariamente estériles y transitorios, es decir, gays. Ese es el triunfo y el orgullo, pero no la autenticidad -respetando el margen estadístico.

ongietor dijo el día 12 de Julio de 2010 a las 13:21:21:

Ya Marcial hablaba del camino a la fortuna que consiste en llevarle el orinal a una vieja rica.

xing dijo el día 12 de Julio de 2010 a las 11:56:19:

Que la homosexualidad es una desgracia o anomalía negativa, más o menos aceptada o bienvenida por parte de quien la sufre y su entorno, es un hecho incontestable a la luz de la imposibilidad de cumplir con las "funciones vitales" que aprendíamos de niños: "Los seres vivos nacen, crecen, se relacionan, se reproducen y mueren". El homosexual puro, aquél que siene atracción por los individuos de su mismo sexo y aversión (en lo que a la reproducción se refiere) a los del sexo contrario, extingue sus genes en esa misma generación, al no transmitirlos. Es, por tanto, una anomalía que la naturaleza selecciona negativamente, y que impide al sujeto cumplir con sus funciones vitales, de la misma manera que los individuos estériles o las mujeres incapaces de dar el pecho sufren por ello anomalías y desgracias. Entre ellos los habrá, claro, contentísimos de no poder procrear, pero quieran o no ya son ejemplares a extinguir, anormales a los ojos de la naturaleza. Los curas y las monjas célibes, para el que vaya a saltar, también lo son, con la enorme diferencia que supone en la especie humana el esfuerzo de voluntad y el sometimiento de los instintos.

Eso no quiere decir, ni mucho menos, que sean menos dignos ni que haya que colgarlos de una grúa como hacen en Irán. Pero tampoco es algo de lo que enorgullecerse. Que alguien pueda vivir relativamente a gusto consigo mismo siendo homosexual no implica ni mucho menos que la homosexualidad sea algo a promover en pie de igualdad, o incluso con ventaja, con la heterosexualidad, de la misma manera que el que hagamos más fácil la vida a los ciegos y que éstos puedan vivir con la máxima plenitud con su propia desgracia no ha de llevarnos a fomentar que todos nos saquemos los ojos.

narabanc dijo el día 11 de Julio de 2010 a las 22:21:06:

El historiador, escritor y analista D. Pío Moa ha sido, y es, uno de los primeros que ha desafiado al himalaya de mentiras, que lucha en primera línea contra las bandas políticas y/o sindicales que nos empobrecen y nos chulean a diario. Se gana el respeto y la adhesión de muchísimos lectores.
Que le ataquen muchos y que intenten silenciarle está a la orden del día.
Por mi parte, considero que quien me ofende, me insulta el día del orgullo
subvencionado, ensucia las calles, etc. no puede pedirme respeto.
Moa ha roto el hielo, valga la expresión, y ya nada va a ser igual.
Venga, a exigir el cierre del Instituto de la mujer, pero ya mismito, para empezar a romper tabúes e imposiciones inaceptables.
Salud.

« 1 2 3 4 »