Menú

ETA es un proyecto político

ETA es fundamentalmente un proyecto político. Por lo que la derrota de ETA sólo se dará si se derrota su proyecto político de secesión.

Juan de Dios Dávila
0
Archivo

ETA es fundamentalmente un proyecto político. Esto no es una sospecha, es la constatación de un hecho. Esto quiere decir que la derrota de ETA sólo se dará si se derrota su proyecto político de secesión.

En ese proyecto político no sólo está involucrado el nacionalismo vasco, también lo está el nacionalismo catalán. De hecho, ahora es el nacionalismo catalán quien ha tomado el relevo en la iniciativa secesionista, gozando de la misma impunidad de la que ha gozado el nacionalismo vasco. No importa el asesinato, ni el robo de miles de millones de euros, ni el incumplimiento sistemático de las sentencias. El nacionalismo goza de impunidad; o, aun peor, la persecución a la que se le somete cuando perpetra un crimen es una farsa, por lo que sus autores no sufren graves consecuencias penales por sus desmanes.

Rajoy sigue ejecutando lo negociado por el Gobierno de Zapatero y ETA. Lo negociado pueden leerlo en el libro del periodista Aizpeolea ETA: las claves de la paz, donde se recogen los principales puntos de esa inmoral negociación que Eguiguren, responsable del PSOE, pactó con la banda terrorista. Pero querría que leyesen este breve extracto (págs.169-170):

Quisimos volver sobre la legalización de Batasuna, que sabíamos estaba en el origen de muchos de los problemas. Pero antes necesitamos saber si ETA quería terminar. De ser así, nos comprometeríamos a llegar a un acuerdo con los partidos para que no se obstaculizase a Batasuna si se acogía a la Ley de Partidos. Planteamos, una vez más, la flexibilidad penitenciaria y el acercamiento de presos. En el paquete entraba la revisión de los presos de ETA a los que se les había aplicado la Doctrina Parot, que ya ascendían a decenas así, como la posibilidad de realizar acercamientos a las cárceles del País Vasco.

Todo esto se ha ejecutado, ETA está en las instituciones, se la ha blanqueado. Ahora toca la cesión de las competencias penitenciarias al nacionalismo vasco para que este pueda acercar a los presos y en escaso tiempo comenzar a liberar a todos y cada uno de los asesinos.

Se nos quiere convencer de que si ETA da un paso, como la entrega de unas armas perfectamente localizadas por la Benemérita, España debiera dar otro. Sin embargo, si queremos una sociedad justa y en paz, el criminal sólo tiene un camino, que es entregarse y cumplir íntegramente en la cárcel la pena que su delito merezca.

Con ETA como con el nazismo en 1945, o se entrega, se disuelve sin posibilidad de participar en política y cumple la pena de cárcel que merezcan sus crímenes, o se aplican todos los medios para su eliminación.

Pero el problema de fondo es que ETA es un proyecto de ruptura de España que está en su punto culminante gracias a sus socios del nacionalismo catalán, y Rajoy hace como que pero no aplica todos los medios que tiene a su alcance para derrotar al nacionalismo.

Igual que hace casi 2.000 años, cuando el Bien absoluto fue entregado a sus verdugos a través de un beso, hoy, lobos disfrazados de paz y cumplimiento de la ley están permitiendo que el proyecto de ETA triunfe. Pero, igual que hace 2.000 años, hay hombres cuya única fidelidad es a la verdad, porque saben que es el único camino a la Libertad y a la Paz y no cejarán hasta que lo correcto triunfe.

Juan de Dios Dávila Garijo, hermano del teniente coronel Fidel Dávila –asesinado por ETA– y exconcejal de Hernani por el PP. Presidente de la Fundación Unidad + Diversidad.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco