Menú
THE CASE FOR GOLIATH

Respuestas al antiamericanismo

The case for Goliath es un ejemplar ensayo del catedrático y analista de la política exterior norteamericana Michael Mandelbaum. Aquí se analiza la aportación de EEUU al el gobierno del mundo. Con equilibrio y mesura, se exponen diversas cuestiones, relativas al poderío militar y político norteamericano, que permiten entender mejor el actual escenario internacional y la necesidad de apoyar a EEUU.

0
La negativa visión que se ha ido estableciendo en el mundo sobre EEUU, como una suerte de horroroso Goliat bíblico, se estima aquí errónea. Mandelbaum sostiene que Estados Unidos representa tres de las ideas clave para la estabilidad mundial: búsqueda de paz verdadera, logro de libertad en democracia y promoción de libres mercados.
 
The case for Goliath propugna que las democracias del planeta apoyen sin fisuras a EEUU, que se siga defendiendo el estilo de vida democrática que representa EEUU y se acepte que su papel en el mundo es una suerte de gobierno mundial para el siglo XXI.
 
Mandelbaum clarifica las razones de las falsas y negativas valoraciones de Estados Unidos como "imperio" y confirma, con datos y estadísticas, lo positivo que resulta para el mundo el liderazgo estadounidense. EEUU no usan su poder como un imperio, sino como un gobierno mundial que va marcando el ejemplo para la mejora de las libertades. El papel norteamericano es más equilibrado y positivo de lo que se suele presentar, y se desarrolla, paradójicamente, bajo el tácito consentimiento de la mayoría de las naciones del planeta.
 
Los mecanismos para velar por la seguridad mundial están en manos de EEUU, aspecto que a menudo se olvida, destacándose todo tipo de apuntes negativos encaminados a desprestigiar a la máxima potencia.
 
Marines en Irak.El capítulo primero afronta la cuestión del gobierno mundial, la diferenciación entre los conceptos de imperio, gobierno, sociedad, historia y consenso. Por encima de ideologías particulares o partidismos, Mandelbaum convence a la hora de mostrar cómo EEUU ha asumido las responsabilidades del gobierno global. Son particularmente convincentes las páginas dedicadas a la explicación del error común de considerar a EEUU como un imperio. Bastaría comparar las prácticas de los "imperios" del pasado con las que hoy ofrece la política exterior norteamericana para salir del engaño.
 
El segundo capítulo trata de la seguridad nacional, de la importancia de que EEUU vele por la estabilidad mundial; de la no proliferación nuclear, el terrorismo, las guerras preventivas; de la intervención humanitaria y la creación de nuevos estados democráticos. En este particular, son ejemplares las explicaciones sobre los modos en que EEUU ha venido proporcionando una necesaria seguridad global, pese a quienes siguen calificando sus acciones como propias de brutales "invasores".
 
Los valores norteamericanos de Libertad y Democracia se exportan con un sentido de responsabilidad y respeto, de modo que desde el final de la II Guerra Mundial hasta hoy se ha multiplicado sustancialmente el número de países democráticos, así como el bienestar de millones personas.
 
La economía global protagoniza el tercer capítulo. Muy clarificador es el tratamiento de la cuestión del petróleo y los juegos de los países productores. Se detalla, asimismo, la viabilidad de nuevas fuentes de financiación, los recursos monetarios, el consumo y el comercio.
 
La expansión del capitalismo como forma de generar consumo y como actividad económica que desemboca en unos mayores niveles mundiales de vida y prosperidad se debe a la iniciativa norteamericana.
 
El hecho mismo de que todos los países verdaderamente libres y democráticos cuenten con EEUU como aliado muestra que, implícitamente, hay una aceptación de su papel fundamental, planteamiento que lleva al último e innovador capítulo. En él se ponen sobre la mesa, a modo de reflexiones, las cuestiones más importantes: tras analizar el esfuerzo norteamericano por liderar el mundo, las preguntas que Mandelbaum lanza a los escépticos son  las siguientes: ¿cómo sería el mundo sin EEUU?, ¿quién tomaría partido para constituirse en un verdadero gobierno global? ¿qué sociedad encarnaría de verdad esa "sociedad internacional"?, ¿puede contar EEUU con Europa en este proceso de democratización mundial?
 
Mandelbaum reconoce sus serias dudas acerca de Europa y las actuales Naciones Unidas como alternativa al liderazgo norteamericano, y no escatima esfuerzos para demostrar que el problema más decisivo en las relaciones entre Europa y EEUU no es el hecho de que desde Washington no se consulte con Bruselas o con los gobiernos particulares de cada nación europea, sino que tales gobiernos escamotean siempre todo esfuerzo para cooperar (y contribuir) económica y militarmente con EEUU.
 
La inacción es el error de Europa, lo que significa que EEUU se ve obligado a actuar muchas veces de forma unilateral. En lugar de censurar y atacar tanto la política internacional de Washington, Mandelbaum propone que Europa apoye con más fuerza y plenitud las acciones norteamericanas. Los casos de Irak y, ahora, de Irán prueban a las claras los argumentos de este ensayo, y confirman con datos algo que los ciudadanos norteamericanos y sus representantes políticos conocen de primera mano.
 
The case for Goliath es otro de esos libros clarificadores que todo interesado en política internacional debería manejar. Estamos ante un imprescindible argumentario en favor de la democracia norteamericana y de su necesario papel  en el mundo: una lectura interesante que aclarará muchas cosas a los corifeos del antiamericanismo.
 
Algunas de las preguntas con que Mandelbaum cierra el libro dejan abierto el debate: ¿hasta cuándo seguirán los norteamericanos y su Gobierno aceptando las terribles críticas y ataques provenientes del antiamericanismo? ¿Hasta cuándo continuará EEUU pagando con sus propios impuestos la seguridad y el bienestar general en el mundo? Nuestro autor aporta sus respuestas: el mundo ayudará demasiado, económicamente ni militarmente, a EEUU; no cesarán los insultos y críticas negativas al país más democrático de la Tierra; algún día, cuando EEUU opte por volver a una política aislacionista, muchos echarán de menos su liderazgo. Para reflexionar.
 
 
Michael Mandelbaum: The case for Goliath. How America acts as the world's government in the 21st century. Public Affairs (Nueva York), 2005; 283 páginas.
0
comentarios

Servicios