Menú
UN MANIFIESTO LIBERAL

Seis lecciones sobre el capitalismo

¿Si se entendiera lo que es el capitalismo, seguiría habiendo socialistas en el mundo? Lo más probable es que, incluso en tal caso hipotético, y a pesar de que el libre mercado ha sacado de la pobreza a millones de personas, muchos querrían retornar a la tranquilidad que les promete el socialismo.

0
El socialismo culpa a otros de los males que nos suceden. Por ejemplo, la izquierda considera que el ladrón roba porque le fuerza a ello la necesidad, y que los pobres padecen hambre y miseria porque los ricos son cada vez más ricos.
 
En cambio, el capitalismo exige que cada cual sea responsable de sus actos. La suerte de los individuos depende exclusivamente de lo que éstos decidan hacer con sus vidas. Si fracasan no será porque otros les hayan impedido llevar a cabo sus tareas, sino, más bien, porque los consumidores no habrán comprado sus productos o servicios.
 
Explicar las ventajas de este último sistema económico ocupó la vida de uno de los más grandes economistas de todos los tiempos, Ludwig von Mises, de quien Unión Editorial nos está ofreciendo obras muy interesantes, como la que reseñamos esta semana: Política económica. Seis lecciones sobre el capitalismo.
 
En este librito, transcripción de unas ponencias que impartó en la Universidad de Buenos Aires en 1959, Mises nos recuerda que el fomento de la movilidad social es una de las virtudes del capitalismo: "Antes de la llegada del capitalismo, la posición social de un hombre estaba fijada desde el comienzo hasta el final de su vida (…) Si nacía pobre, permanecía siendo pobre; si nacía rico, mantenía sus propiedades el resto de su vida". En nuestros tiempos, las cosas han cambiado sustancialmente; y es que existe "relativamente poca diferencia entre la vida básica de las llamadas clases altas y clases bajas: en ambos casos sus integrantes tienen comida, ropa y alojamiento".
 
Ludwig von Mises.El problema primordial a que ha de hacer frente el capitalismo se llama Estado. Cada intervención de éste en la economía supone una merma en la riqueza que genera el libre mercado y un ataque a la libertad de acción de los individuos. El intervencionismo, apunta Mises, se produce cuando el Gobierno "no restringe su actividad a la preservación del orden" e interfiere en la sociedad, lo cual fuerza a los empresarios a conducir sus asuntos "de una manera diferente a la que hubieran elegido si hubieran obedecido solamente a los consumidores". Y sentencia: "Todas las medidas intervencionistas están dirigidas a restringir la supremacía de los consumidores".
 
Mises afirma que en el colapso del Imperio Romano influyó decisivamente el intervencionismo. ¡Y todo por un simple control de precios combinado con devaluaciones monetarias! Mientras el control de precios genera escasez, al prometer precios por debajo de los que marca el mercado, la devaluación supone un impuesto encubierto que empobrece a los ciudadanos y puede llegar a generar situaciones dramáticas como las que hubieron de vivir los alemanes en 1923, cuando, recuerda Mises, "el dinero, como el chocolate en un horno caliente, se derretía en los bolsillos".
 
Prácticamente no hay idea económicamente suicida que Mises –"el último caballero del liberalismo", como le solían llamar sus amigos–,  no refute en estas páginas. La valentía y el coraje de aquél para ir contracorriente siguen siendo una fuente de inspiración hoy en día, porque sigue habiendo mucho ciego voluntario y mucho ignorante en lo que respecta al capitalismo.
 
Como Mises solía decir, "solamente las ideas pueden llevar la luz a la oscuridad". Aquí hay muchas de ellas, y de las buenas. Estas Seis lecciones sobre el capitalismo bien podrían convertirse en un manifiesto de lo que el libre mercado puede ofrecer al mundo entero.
 
 
LUDWIG VON MISES: POLÍTICA ECONÓMICA. SEIS LECCIONES SOBRE EL CAPITALISMO. Unión Editorial (Madrid), 2007, 124 páginas.
0
comentarios