Menú

Resacón

Yo espero que, cuando pasen unos días, el personal se dé cuenta de que no ha visto nada nuevo y de que estamos todos donde estábamos.

Maite Nolla
8

Yo espero que, cuando pasen unos días, el personal se dé cuenta de que no ha visto nada nuevo y de que estamos todos donde estábamos hace una semana, hace un mes, dos años o treinta. El enorme fiestón que creen haber vivido los nacionalistas, si algún efecto tiene, es el de ahondar en la injusta idea de que, si Cataluña quiere la independencia, que se la den con un lazo. Injusta porque si los sucesivos Gobiernos del Estado y sus respectivos partidos no hubieran desaparecido de Cataluña, seguramente los independentistas serían los mismos, pero no llevarían treinta años gobernando. Todos: uno porque estaba loco y jugaba a ser ingeniero constitucional, otro por estar atado y otros por miedo. Y los que vivimos aquí no tenemos por qué pagar el complejo o la cobardía patológica de socialistas y populares. Mucho más los primeros, pero acomplejados y cobardes ambos.

Y poco más, créanme. Ya vivimos una manifestación similar hace dos años. Entonces el pueblo se sintió agraviado por la sentencia del Constitucional. Castellana y media de peña, nos dijo el corresponsal de La Vanguardia en Madrid. Y ninguna consecuencia. Es verdad que el resacón de aquella fue menor que el de la de este martes, y es que al día siguiente España ganó el mundial de fútbol y la verdad es que una manifestación independentista liderada por Montilla y por Joan Rosell tenía poca o muy poca credibilidad. Ahora, en su delirio, nos dice que ya no es Castellana y media, sino dos Castellanas. Dejémosle que sea feliz. Desde su periódico, convocó a la gente a que llevara muchas banderas europeas, y la gente le hizo caso. Lo que no nos dijo es que era para quemarlas.

Volviendo a las consecuencias de la manifestación, deben ustedes comprender que Mas, aunque parezca envalentonado, lo que está es aliviado; todo este ruido le permite sacar la cabeza, respirar y pensar que aún quedan quince días para buscar el dinero con que pagar las nóminas de sus funcionarios y otros empleados públicos. Pongamos que es cierto que va a convocar elecciones. Las elecciones del pacto fiscal o la independencia. Susto o muerte. Sucede que las elecciones generales ya fueron las elecciones del pacto fiscal. "Gana el pacto fiscal", nos repitieron hasta en la sopa. Y siguiendo con el supuesto de que sea cierto lo de la convocatoria de elecciones, ¿en qué cambiará el mapa y la correlación de fuerzas? Pues en nada. De todas formas, si convoca elecciones me da que no será por eso y sí por las nóminas, que son lo que todo esto esconde

Al final, lo que queda es que Mas ni siquiera ha cambiado la premisa de que lo peor de convocar un referéndum es que se perdería, y que perderlo generaría frustración. Y un problema de narices para los que se vieran en la tesitura de tener que votar "sí" o "no", no "a lo mejor". Y estoy pensando en el PSC, en La Vanguardia o en su propio partido.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios