Menú

Los helomas plantares

Trabajar de pie de manera continua origina problemas podológicos, uno de los más comunes son los helomas plantares.

0

Desde la primera hora de la mañana hasta la última de la noche, el pie soporta nuestro peso corporal alrededor de unas 16 horas diarias, de las cuales al menos ocho pueden ser por motivos laborales.

En la actualidad son muchos los pacientes que sufren helomas plantares o comúnmente también llamados "clavos". Son lesiones dérmicas que se originan en la región plantar del metatarso, generalmente producidas por un aumento de la presión y una mala distribución de la carga en una zona concreta.

La piel reacciona defendiéndose ante dicha presión, alterando su actividad celular y formando capas que se van disponiendo hasta alcanzar el estrato más interno de la epidermis, dando lugar a la formación de un heloma plantar.

Suelen dar muchos problemas a la hora de caminar ya que su sintomatología es punzante y persistente. Nos hacen cambiar la pisada para buscar la posición antiálgica, Siendo afectadas el resto de estructuras del miembro inferior y provocando nuevas patologías.

Se aconseja:

  • Evitar jornadas laborales de pie de manera continua.
  • Utilizar zapatos de suela gruesa que amortigüe el impacto contra el suelo.
  • Ir al podólogo al menos una vez al mes para eliminarlo mediante su disección.
  • Disminuir el peso corporal con el objetivo de reducir la carga.
  • En casos muy recurrentes se recomienda realizar cirugía.

Cada día la población es más consciente del riesgo que supone un mal cuidado del pie y de sus consecuencias. Las visitas periódicas al podólogo evitan la formación de helomas plantares así como del resto de patologías que afectan al aparato locomotor.

Noelia Pizarro Villa es diplomada en Podología.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios