Menú

La España que quiere Sánchez, y tú no

La España que queremos muchos es exactamente la que más odian Sánchez y sus socios, con los que amenaza volver al Gobierno. Los partidos rivales ya pueden ahorrarse, si quieren, la campaña electoral.

0
Twitter PSOE

El eslogan electoral del PSOE no podía ser más acertado. "La España que quieres", en efecto, es lo que se va a dilucidar el próximo 28 de abril en las elecciones generales, las más reñidas de nuestra historia democrática por el número de partidos con posibilidades de convertirse en el más votado y, en consecuencia, marcar la vida política los próximos cuatro años. Una victoria por mayoría absoluta no parece probable, dada la fragmentación del voto en ambos lados del espectro político, pero lo cierto es que el partido más votado tendrá todas las papeletas para condicionar decisivamente la agenda de la legislatura.

Sánchez pretende renovar su pacto con separatistas, proetarras y bolivarianos. Lo mejor de cada casa, instalado nuevamente en "la casa común de la izquierda", aquel viejo eslogan con que González trató –con todo éxito– de reducir a los comunistas levantiscos a un papel testimonial. Pedro Sánchez no miente a los españoles. Al contrario, les presenta su programa con total sinceridad para que nadie se lleve a engaño y vote al PSOE creyendo que es un partido sensato o con cierto sentido nacional.

Es la España que quiere Sánchez y el modelo de país que ofrece a los electores el 28-A. Una España diseñada a gusto de sus peores enemigos y dirigida por un personaje que presume en un libro –seguramente una de las pocas páginas escritas por él– de que su primera decisión ejecutiva como presidente del Gobierno fue cambiar el colchón del dormitorio de la Moncloa. Por supuesto, de acuerdo con Begoña, siempre presente en todas las grandes decisiones de Estado que Sánchez ha adoptado a lo largo de estos intensos ocho meses.

Está muy bien que Sánchez utilice un eslogan tan fácil de visualizar. En efecto, la España que quieren Sánchez y sus socios se hace presente con extraordinaria rapidez en la mente de todos porque la hemos estado viendo en los últimos meses. Y como en democracia se vota siempre a la contra –todos votamos para impedir las opciones que entendemos más perjudiciales para nuestra ciudad, región o país–, esa frase de Sánchez sirve perfectamente para tomar conciencia inmediata de por qué tenemos que votar contra él.

La España que queremos muchos es exactamente la que más odian Sánchez y sus socios, con los que amenaza volver al Gobierno. Los partidos rivales ya pueden ahorrarse, si quieren, la campaña electoral.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios