Menú

Al "vampiro" Montoro le queda un arduo trabajo

El Gobierno cree que las elecciones en Cataluña volvieron a dar la razón al presidente: "Sólo existe una cosa, la economía".

Pablo Montesinos
1

Querida Ketty:

El Gobierno cree que las elecciones en Cataluña volvieron a dar la razón al presidente: "Sólo existe una cosa, la economía". Artur Mas se desvió del camino, centró la atención en el independentismo y los catalanes le dieron la espalda. "O se fueron a lo auténtico", en relación a ERC. Un ministro encuentra el ejemplo perfecto en Íñigo Urkullu: "Es, de lejos, mucho más nacionalista que Mas, pero se calló y habló sólo de la crisis y del empleo. Y ganó las elecciones".

Rajoy busca por todos los medios que la Generalidad vuelva a centrar la cabeza –es uno de los principales motores económicos, aducen–, porque las cuentas en el Ministerio de Hacienda no salen, y por ello tienen que acometerse nuevos ajustes. En el Comité Ejecutivo del pasado lunes, celebrado a puerta cerrada, hubo una frase del presidente que pasó desapercibida por el lío catalán pero que hoy cobra la máxima relevancia: "La fotografía de España" al cierre del año, dijo, tiene que ser la de un país "que cumple" con el objetivo de déficit público, situado en el 6,3%, sin que ninguna negociación haya servido para revisar la cifra.

Una fotografía que, pese a estar ya en vísperas de Navidad, va a costar obtener. El dato del ejercicio se conoce formalmente en enero, pero el Ejecutivo tendrá los datos en diciembre y ya hoy cuenta con una aproximación. Y, según Hacienda, no cumplen ni Cataluña ni Comunidad Valenciana, además de Murcia. Esta última apenas afecta al cómputo general, pero las otras dos hacen que el déficit nacional se desvíe algunos puntos; extremo que quienes han hablado con el presidente del asunto aseguran: "No lo va a permitir".

Algunos miembros del gabinete se refieren a alcanzar el 6,3% como un punto de inflexión. Un año después, tras haber recibido una herencia envenenada, España vuelve a ser fiable, es el diagnóstico. Más aún, que en tiempos de dura recesión se han hecho las reformas necesarias, a pesar de la fuerte presión sindical y de protestas en la calle, en ocasiones muy violentas.

Pero, de nuevo, la realidad autonómica se topa en los intereses nacionales. "Están haciendo muchos esfuerzos, pero tienen que hacer más", incide un ministro. El "vampiro" Montoro ya está en ello, añade. Y si por algo tiene fama el ministro de Hacienda es por conseguir que todos apliquen la tijera. "No sé lo que les dirá, pero les convence".

Los enviados de Hacienda ya están en las regiones en cuestión, aunque existe el temor de que las nuevas medidas de control no lleguen a tiempo o sean insuficientes. "A Rajoy le veo dispuesto a tomar la decisión que sea necesaria, asumiendo el coste político, para cumplir con el objetivo", según un interlocutor directo.

Dicho y hecho. La promesa de las pensiones quedó incumplida este mismo viernes, aunque con claras diferencias con respecto a la congelación socialista: subida general del 1% y del 2% para aquellos con rentas inferiores a 1.000 euros. Pero, en el caso autonómico en particular, la vicepresidenta dio en la clave mentando la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Una norma, recuerdan en Moncloa, que permite desde el control de las cuentas a la intervención por ley. Los planes de ajustes son "una obligación legal", destacó Soraya al término del Consejo.

Cambiando de tercio, que ya sé que estás de aniversario y que el domingo te vas de celebración con tu Felipe por el 30º aniversario de su victoria electoral. En el debate sobre el sistema autonómico de esta semana en el Círculo de Bellas Artes le dio la razón a mi Cospe sobre el derecho de todos los españoles a decidir sobre Cataluña. Te pongo en aviso, porque todo puede ser que se haga del PP y a tu aún más querido Rubalcaba le de (o no) un telele en pleno acto.

Te prometo que mi próxima misiva será menos seria.

Besos monclovitas,

Pablo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation