Menú

‘Los míos’ se irán de vacaciones... si les dejan

El Gobierno seguirá en alerta. Siempre habrá un ministro en Madrid y nadie podrá irse lejos. "Estaré con la maleta lista por si acaso", admite la vice, a pesar de que la prima de riesgo cae y la Bolsa sube.

Pablo Montesinos
0

Querida Ketty

Qué mejor semana política para decirte hasta pronto que ésta, con todos los ingredientes que resumen a la perfección el medio año de Gobierno popular servidos en la mesa. En cinco días hemos pasado de estar al borde del precipicio y dar por hecho que la intervención total llegaría en breve a respirar algo más tranquilos gracias a una concisa declaración, pronunciada por el señor Draghi: "El BCE hará lo necesario para sostener el euro. Y créanme, eso será suficiente".

Pero no se pueden echar las campanas al vuelo. Más quisiéramos, reconocen en el Gobierno. Todo sigue siendo muy volátil y España aún seguirá viviendo en estado de emergencia en septiembre. ¿Qué pasará en agosto? Prácticamente nadie se atreve a descartar nada. Menos aún con la información de la agencia Reuters, otra vez, augurando que España pedirá el rescate a las instituciones comunitarias, con todo lo que esto conlleva de condicionalidad. Veremos.

Así pues, con algo de oxígeno en nuestros pulmones financieros, toca hacer balance. Y la fotografía física del presidente deja claro que no está siendo nada fácil. Más delgado, visiblemente cansado. No duerme bien, "cómo va a hacerlo con lo que está cayendo". Rajoy invitó a Moncloa a un grupo de responsables de medios de comunicación y ésa fue la percepción generalizada, me cuentan: "Está nada más que regular". Vamos, que él también necesita un descanso que, si nada cambia, llegará tras despachar a Mario Monti el día dos y presidir el Consejo de Ministros el tres.

El Gobierno seguirá en alerta. Siempre habrá un ministro en Madrid y nadie podrá irse lejos. "Estaré con la maleta lista por si acaso", admite la vice, a pesar de que la prima de riesgo cae y la Bolsa sube. La presión internacional surtió efecto, hay que reconocerlo. Cables telefónicos al más alto nivel y en los cuadros secundarios se han multiplicado estos últimos días. Sin cesar. "Si cae España, también Italia", fue la consigna difundida. Rajoy se comprometió en esta estrategia, aunque mucho se le criticara –hablo de tu Alfredo y compañía– porque dejara su agenda vacía.

Pero, pese a estar con el rabillo ojeando el vaivén de los mercados, habrá vacaciones. Playa para la mayoría; los ministros estarán muy repartidos. Ana Mato bajará a Cádiz y Gallardón repetirá en Nerja. El presi ansía darse largos paseos por esas costas que tanto conocen. Pero, ya sé yo que lo lamentarán, no podrán leer nuestras misivas. ¡Privacidad! En agosto, quiero cartas privadas con chismes socialistas, que ya vendrá septiembre para ponernos serios.

Con la maleta a medio hacer, me despido. ¡No te metas en líos! Si los socialistas te dicen ven, haz oídos sordos. Disfruta mucho y nos leemos en septiembre. Felices vacaciones desde la Moncloa.

Un beso

Pablo

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation