Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El PP de hoy no está a la altura de sus muertos

Aquel PP moderado, reformista y digno ha sido suplantado por un PP paralítico, inmovilista, indigno y corrupto.

0

Se cumplen veinte años del miserable asesinato de Alberto Jiménez Becerril, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sevilla y su esposa, Ascensión García Ortiz cuando volvían a su casa tras estar reunidos con compañeros y amigos en un bar del centro próximo a la Giralda. Temprano madrugó la madrugada del día 30 de enero de 1998. Seguramente el objetivo de los sicarios no eran ellos, pero se trataba de matar a gente del PP, a quiénes fuera y cómo fuera. Era el partido del gobierno. Representaba en el País Vasco y Cataluña una bandera nacional de una estatura moral considerable con Jaime Mayor Oreja, María San Gil, Carlos Iturgáiz…y muchos otros no tan relevantes pero dispuestos a morir si hacía falta. Los mataban y mataban, los volvían a matar y su convicción democrática y su sentido de España no decaía ni exigían ni perpetraban la ley del Talión ni se arrodillaban. Los criminales sabían que el PP andaluz era el consuelo y el refugio de muchos militantes y dirigentes del PP vasco. Se trataba de intimidarlos vía Andalucía.

Veinte años después, el asesinato de Alberto y Ascen sigue siendo una referencia identitaria de aquella actitud íntegra, noble y decente que por entonces representaba aquel PP. Pero ni en Andalucía ni en el resto de España, el PP es lo que era y hoy, cuesta decirlo, no está a la altura de sus muertos. Me refiero al PP oficial, a la estructura de partido, al inmenso bubón burocrático y aparatista que ha terminado degenerando su causa y sus fines. Debe dejarse al margen a un electorado y a unos afiliados que, en Andalucía han sido crecientemente resistentes, valerosos y respetuosos con los valores y comportamientos democráticos. Camino llevan de estar casi cuarenta años en la oposición al régimen implacable del PSOE andaluz que les ha llamado de todo, desde fascistas y franquistas a señoritos y capitostes y que los han dejado fuera de todo lo que han podido. Lo único que va a lograr desvencijarlos es el comportamiento de sus prebostes.

Aquel PP era admirable. Tanto que llegó a conseguir que muchas personas que en nuestra juventud estuvimos en la órbita intelectual y sentimental de las izquierdas, hartos de mandonismo y corrupción de un PSOE incapaz de regenerarse y regenerar nada, depositáramos nuestras ya tísicas esperanzas en su gobierno de 1996. No fuimos ni dos ni tres. Fuimos muchos. El libro de Javier Somalo y Mario Noya, Por qué deje de ser de izquierdas, es un buen resumen de aquel clima de cambio, de aquel atreverse a las claras, superando calumnias y falacias sin cuento, a apoyar a un PP honorable, decoroso y con altura de miras como forma de reconducir la ya bastante enferma democracia española. Y lo hicimos.

Pero, al borde inminente del veinte aniversario del asesinato de Alberto y Ascen, puedo certificar, por mi mismo y por las personas que hicieron lo que yo en aquellos años, que el nuevo PP, el PP que siguió a los atentados del 11-M de 2004, fecha crucial, ya no está a la altura ni de España ni a la de sus propios muertos. No podría describir con precisión cómo ha ocurrido, pero estoy completamente seguro de que el aquel PP moderado, reformista y digno, con sus defectos y tics, que los tenía, ha sido suplantado por un PP paralítico, inmovilista y, ya en demasiadas ocasiones, indigno y corrupto.

Descansen en paz, Alberto y Ascen, con todas las víctimas, y volvamos a atrevernos, por todos ellos, los asesinados por los enemigos de la nación y de la democracia, a encontrar nuevas vías para la regeneración que necesitamos.

 

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. La última (y sofisticada) operación estética de Belén Esteban
    2. Una mujer muere al intentar hacerse un 'selfie' en la bañera
    3. La voracidad del Impuesto de Sucesiones: "Me han quitado hasta los 3 euros que tenía en la cuenta"
    4. Emmanuel Petit habla claro de Guardiola: "Se enfrentó a los holandeses por temas políticos"
    5. La sorprendente lista de candidatos para 'Supervivientes 2018'
    0
    comentarios

    Servicios