Menú

Ceuta, Melilla y Marruecos

Pío Moa

Me comentaba Sabino Fernández Campos su asombro ante la declaración de un alto responsable español a Hasán II: "El problema se resolverá según ustedes vayan metiendo marroquíes en Ceuta y Melilla, hasta que sean mayoría". (Volver)
FranVald dijo el día 20 de Agosto de 2010 a las 17:30:02:

Un argumento que enarbolan los pro-marroquís de la táctica tranquila frente al hostigamiento moro es el de los múltiples intereses de España con Marruecos: “nos interesa mantener el negocio, repiten una y otra vez”. ¿El negocio de quién? Me pregunto.

¿Es el beneficio de unos empresarios españoles el beneficio de España? ¿Se compra la dignidad de un pueblo con argucias sobre los dineros que nos llevamos en el trato con Marruecos? Recientemente publicaba el BOE un aluvión de diferentes ayudas a Marruecos a través de diferentes y peculiares ONG’s teledirigidas desde el PSOE. Bien. ¿O sea que el favor porque unos ganen dinero es que del mío directo –de mis impuesto– se financie una dictadura coronada, verdad? Pues no acepto.

El PSOE es anti-nación española en Cataluña y en Vascongadas, en Galicia y en Canarias, y lo es, además, en las mismas entrañas españolas (Ceuta y Melilla) saltándose cualquier tradición, historia o justificación. No sé, ciertamente, a qué intereses bastardos se debe el PSOE de nuestro tiempo, pero sea el que sea acelera la destrucción y el debilitamiento de España como Estado-Nación; si un estado se hace más pequeño sus competidores-enemigos-rivales comerciales, etc., habrán ganado en la dura lucha de la competencia (comercial, militar, etc.) La continuación de una guerra por otros medios.

Scutari dijo el día 18 de Agosto de 2010 a las 04:14:39:

"Os dieron a elegir entre el deshonor o la guerra, elegisteis el deshonor pero tendreis la guerra". Winston Churchill.


Un saludo,

Scutari

raisuni dijo el día 17 de Agosto de 2010 a las 18:44:37:

Las frutas Melilla y Ceuta ya están casi maduras para las morismas, pero los principales culpables son Felipe el bocachoto y Manuel "er cabesón".
Estos dos altísimos traidores llevan décadas trabajando para el gran sátrapa Mohamed y cobrando muy bien, amén de sus sucísimos e inconfesables negocios en Marruecos.
Tampoco libran Joda Polluelo y Bigotito Gallomarino, que son los que se encargan de blanquear la pastaza en sus negocios inmobiliarios en Marruecos.
Así que con semejante plantel de bellacos Don Julianes y ahora que está a la cabeza de todos ellos el infecto Mr. Been, podemos dar por perdidas estas dos españolas ciudades.

Gece dijo el día 17 de Agosto de 2010 a las 17:10:58:

Lo más problemático es la respuesta del gobierno y de la sociedad. Por lo demás podrían pasarse la vida desgañitándose en la frontera.

Gece dijo el día 17 de Agosto de 2010 a las 15:01:08:

En realidad, para el Islam no hay límites a sus ambiciones.

A quienes miran con desdén a nuestras ciudades en la frontera cabría invitarles a reflexionar sobre el mismo destino previsible de cualquier otra ciudad española.

Sin embargo, si no cabe menospreciar al enemigo exterior, la clave estará en los españoles y su capacidad de resistir.

juancaro dijo el día 17 de Agosto de 2010 a las 13:21:48:

Ceuta y Melilla no sólo pueden servir a los propósitos expansionistas del sultán de Marruecos sino que para todo el mundo musulmán puede ser un modelo si es que la expansión demográfica en ambas ciudades provoca su anexión al vecino y agresivo país.

Aquí tenemos un grave problema pero en Francia, por ejemplo, aún mayor.

Eurabia se acerca a pasos agigantados. Oriana Fallaci no andaba nada descaminada.

teruelan dijo el día 17 de Agosto de 2010 a las 13:00:39:

Aparte de tener un gobierno que lo único que sabe hacer es dividir a los Españoles, me quedo atónita de cómo el rey, no esta ni se le espera.
Una pena el desmembramiento de España mientras los nacionalistas se miran el ombligo y van cobrando sus nominas a costa del ciudadano lo mismo que los grandes partidos, al final seremos súbditos ¿de quien? ¿Estaremos dispuestos los Españoles a seguir costeando salarios a unos políticos falaces?

reader dijo el día 17 de Agosto de 2010 a las 11:58:47:

El enemigo lo tenemos en casa. Me acuerdo del viaje de Zapatero cuando era todavía líder de la oposición a Marruecos en plena crisis por Perejil, ¿cabe mayor muestra de deslealtad?
¿Por qué España no se hace respetar? ¿Por qué no somos un país unido como Estados Unidos? La traición parece parte de nuestra naturaleza, muchos crímenes de la guerra civil no eran sino venganzas particulares por antiguas rencillas, problemas de lindes, enemistades enquistadas que comenzaron tal vez porque a uno se le olvidó decir buenos días, etc. El odio vive en nosotros. Esta es la tierra de Caín.
Y no es sólo cosa de la izquierda. Muchos de los que se dicen de derechas se comportan igual o peor que los socialistas. Conozco a gente de derechas que van a Gibraltar a comprar o de turismo, ¿no es eso colaborar con los ocupadores? ¿no es eso aceptar la soberanía británica y el actual estatus de gibraltar? El mismo Real Madrid está patrocinado por una empresa con sede en Gibraltar, bwin, el emblemático equipo español está colaborando con la economía gibraltareña y en perjuicio del estado español que no recaudará los impuestos correspondientes que la actividad de esa empresa genere. Conozco a gente de derechas que son partidarias de la eutanasia y el aborto, luego votarán al PP y también cumplirán con los ritos, irán a la procesión de la virgen de tal (hay tantas vírgenes) o a la misa de Jesús el tal (hay tantos cristos), e irán a la romería del santo de tal (hay tantos santos) ¿no es eso idolatría? ¿no es eso paganismo?
Al final va a tener razón Rajoy, lo único importante es la economía. No nos engañemos, para la mayoría de los votantes del PP, así como para la mayoría de los españoles, lo único importante es su bolsillo. El dinero, sin duda alguna, el dinero. La gente traiciona sus principios por él. La gente se vende.
En un pueblo de Málaga llamado Istán se cambió el escudo municipal cuando izquierda unida llegó al gobierno del ayuntamiento. En el escudo aparece la media luna del islam, en la página web del pueblo no tienen reparo en aceptarlo como seña de identidad "como símbolo de la cultura árabe que dominó estas tierras durante tantos siglos". Pero lo peor es que nadie parece darle importancia, ni siquiera la oposición del PP. Con gente que he hablado me han respondido "qué mas da, es sólo un símbolo, qué importancia puede tener". Esto ocurría poco después de los atentados del 11S, de los llamamientos de Al qaeda a recuperar Al Andalus, cuando la guerra de Irak, las movilizaciones contra el PP, el 11M y por fin el aciago día en que llegó Zapatero.
La autonomía de Andalucía se ha constituido tomando como señas de identidad la ocupación árabe. Aquí hay muchos que se identifican con ella, y no es que sus rasgos físicos le hagan sentirse cercanos a los marroquíes, gente que parece centroeuropea asumen estas señas de identidad y parecen sentirse orgullosos de ello. Qué decir de Blas Infante, que se fue a Marruecos en busca de las raíces. El mismo color de la bandera andaluza, el verde del islam.
El principal enemigo no es Marruecos, ni los llanitos, ni los británicos. El principal enemigo somos nosotros mismos.
Y ya digo, no es cosa sólo de la izquierda. Ayer salió una noticia, en medio de este acoso en la frontera de Melilla, de una expedición de jóvenes en plan cooperación y solidaridad llamada “Madrid Rumbo Sur” que recorrerá parte de Marruecos y está promovida por la Comunidad de Madrid, donde gobierna el PP de Esperanza Aguirre. El guía de la misma, un tal Telmo de la Cuadra Salcedo, se refirió a Marruecos como “nuestro país hermano”.
No me extraña que el lema de la campaña que promueve Marruecos sea: “Estamos preparados”. Cómo no, si parece que aquí, muchos españoles están trabajando para allanarles el camino.

escade1 dijo el día 17 de Agosto de 2010 a las 09:23:38:

Toda la política seguida por los socialistas está inspirada por lo que, comunmente, se denomina alta traición, tanto en el ámbito interno, como en el internacional. Claro que para poder seguir esa línea de actuación cuenta con el consentimiento y/o la colaboración de terceras partes, como lo son la corona y la oposición. Unos por inacción y pasividad y otros por cobardía y egoísmo mal entendido.

La españolidad de ambas ciudades no la discuten, ni siquiera, los marroquíes cultivados, que conocen perfectamente la historia, pero es un fantástico argumento para los políticos marroquíes para desviar la atención de los verdaderos problemas de su pueblo hacia un enemigo exterior que, además, es infiel. No puede estar más claro el asunto.

Toda la actuación política del PSOE y sus secuaces, mal llamados socios, deberá ser objeto de enjuiciamiento llegado el oportuno momento, al igual que la infame actitud de sus cómplices necesarios a los que me refería anteriormente. Un país que no da ejemplo, tanto en la magnanimidad como en la justicia, sobre sus propios dirigentes no puede esperar que el ordenamiento jurídico sea respetado por el pueblo porque, además de imposible materialmente, es inmoral.

Mientras llega ese momento se nos va llenando España, y Europa, de moritos radicalizados con el islam, inadaptables a la convivencia democrática occidental como ellos mismos reconocen abiertamente, que no cesan de exigir derechos absurdos que les costaría la vida plantear en sus países de origen. Con la ayuda inestimable de nuestros indecentes políticos y jueces vamos perdiendo nuestra propia cultura e identidad y parece importarle poco a la sociedad.

Lo que está en nuestras manos es mantener una postura de firmeza en nuestras vidas particulares ante la desfachatez de estos inmigrantes musulmanes, haciéndoles ver que sus exigencias y amenazas no les van a llevar a ninguna parte, que por mucho que los políticos se pongan cobardemente de su lado, nosotros, la gente corriente, no les vamos a permitir doblegarnos a ningún precio. Si quieren adaptarse a nuestra cultura y vivir en paz sin amenazas ni exigencias abyectas, los españoles siempre hemos sabido ser gente acogedora, pero si pretenden otra cosa distinta también sabemos lo que tenemos que hacer.

ANS dijo el día 17 de Agosto de 2010 a las 04:38:47:

Pio Moa como siempre, acertado en sus comentarios. Un Diez. Lo que les jode a los separatistas y presuntos comunistas es que el valiente e ilustrado asturiano Pio Moa viene, como Jiménez Losantos, de la izquierda roja. Y eso no lo acaban de digerir los sociatas porque no encuentran argumentos para rebatir sus comentarios. Los libros de Pio sobre la guerra civil los ha pulverizado.

« 1 2 »