Menú
Sergio Valentín

A lo mejor hay alguien a quien le sorprenda que el Real Madrid pueda golear en un partido

La sorpresa es que es la segunda vez que el Madrid anota cuatro goles. El Alavés puso la alfombra roja y Kroos y Modric sacaron el esmoquin.

Sergio Valentín
0
La sorpresa es que es la segunda vez que el Madrid anota cuatro goles. El Alavés puso la alfombra roja y Kroos y Modric sacaron el esmoquin.
Hazard marcó ante el Alavés. | EFE

¿Ha ganado el Real Madrid? ¿Y goleando? Pues sí, claro. Quizá alguno pensaba que por perder dos títulos en una semana, por haberse dejado cuatro puntos ante Osasuna y Elche, el Madrid, de repente, ya no iba a ganar ningún partido e iba a hundirse en LaLiga. Es lógico, viendo la trayectoria del equipo, que el aficionado se siente delante de la televisión y tenga dudas sobre que versión va a ver de su equipo pero ya les aviso que van a ganar más partidos que el resto de equipos, con la duda de Atlético de Madrid y Barcelona, y alguno, de vez en cuando, acabará en goleada. Si tienen la fortuna de ver una estrella fugaz, disfruten del momento porque no saben cuándo volverá a repetirse. La última vez que el Madrid anotó 4 goles era Halloween y el rival era el colista de LaLiga. 

El Alavés puso todas las facilidades para que el Real Madrid tuviera el partido más cómodo del año y quizá de la temporada. A diferencia de lo que hicieron Cádiz, Shakhtar, Valencia, Elche, Osasuna o el propio Alavés en Valdebebas, no defendieron en su propio campo, con las dificultades que tiene el Real Madrid para atacar en espacios cortos. Abelardo reconoció su error y hasta Benzema admitió que fue un alivio jugar con espacios. SI un equipo con una defensa tan endeble como tiene el Alavés, con la inseguridad de estar peleando por evitar el descenso, ofrece estas facilidades, es complicado que no encaje una merecida goleada, aunque sea este Real Madrid y más cuando, a diferencia de otros partidos, tuvo una eficacia del casi 100% ante la portería de Pacheco. 

La duda o más bien, las muchas dudas que genera este Real Madrid, no varían ni un ápice por este partido. Yo sigo pensando exactamente lo mismo y estoy convencido de que si el Alavés se hubiera encerrado, habríamos visto al Madrid sufrir. Ciencia ficción y como tal, no le concedo ni una línea más a un hecho que no tardaremos en ver. Quizá la semana que viene. El Madrid no tiene la culpa de que el Alavés pusiera la alfombra y de que en este contexto, sacarán a relucir, Kroos y Modric, sus mejores esmoquin. Lección magistral de los dos, otra más. Ambos son leyenda y aunque pasen los años, siguen siendo de los mejores del mundo en su posición y ya si no tienen un defensa que les encime, tienen tiempo para levantar la cabeza y pensar y hay compañeros que corren al espacio por delante, apaga y vámonos. 

Al Real Madrid le falta regularidad, juego y pegada. Un día es A y otro B. Ante el Alavés no faltó nada. Tras diez minutos malos, pim, pam, pum y partido resuelto. Como en los viejos tiempos con Cristiano. Ains... El primero, en un córner, que para eso el Real Madrid tiene, para mí, el mejor juego aéreo de LaLiga y de los mejores de Europa. Por cierto, con Casemiro, que lleva ya cinco goles esta temporada. Y con Benzema de regreso. No tuvo su mejor mes pero la definición del segundo gol es caviar. Parece sencillo, como el cuarto. Recorte y disparo al palo largo. Tan fácil, ¿verdad? Como el pase con el exterior de Modric. El Real Madrid es posible que no gane ningún título esta temporada, pero siempre merecerá la pena ver a Luka Modric jugar al fútbol.

Y llega el meollo de la cuestión, el futbolista que puede y debe dar un salto cualitativo enorme al Real Madrid: Eden Hazard. ¿Es un antes y un después este partido? Veremos. Nadie lo sabe. Lo único que puedo decir es que le vendrá bien el gol para una cabeza que alberga tantas dudas y que hace bien Zidane en insistir en que hay que tener paciencia con él. Yo no creo que tenga que jugar todos los partidos de titular pero desde luego, sí tiene que tener continuidad, la que haga falta, porque es un futbolista por el que merece la pena esperar. Su partido no ha sido ninguna barbaridad, ni mucho menos. Está muy lejos del nivel mostrado en Londres pero con lo de hoy, es suficiente para que el Madrid cambie su estructura ofensiva. El belga genera muchas variantes. Es dinámico, atrae rivales y cuando el Madrid engancha varios ataques, de banda a banda, en la que hay más desmarques sobre la última línea, él tiene opciones de ser decisivo en los últimos metros. ¿Hay esperanza? Hay esperanza.

Sobre el Alavés diré que tengo pocas dudas sobre su capacidad para evitar el descenso. Llevan tres goleadas en contra consecutivas pero cuando Abelardo de con la tecla en defensa, no tendrán demasiados problemas para empezar a conseguir puntos. Hasta la fecha no han hecho lo más fácil en teoría, completar un once titular donde hay dos excelentes delanteros que se complementan, Joselu y Lucas Pérez, algo complicadísimo de tener en un equipo que intenta evitar el descenso.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot