Menú

El polémico Museo del Ejército de Toledo abrirá sus puertas en junio

La incógnita ya está resuelta. Chacón anunció este martes que el nuevo Museo del Ejército abrirá sus puertas en la segunda quincena de junio. El traslado desde Madrid a Toledo y la reducción en el número de piezas que se expondrán ha levantado una gran polémica en los últimos años.

0

El nuevo Museo del Ejército, que se trasladará desde su histórica ubicación de la madrileña calle Méndez Nuñez hasta el Alcázar de Toledo, abrirá sus puertas durante la segunda quincena de junio, según anunció este martes la ministra de Defensa, Carmen Chacón. La fecha exacta todavía no es conocida.

El anuncio lo hizo durante la firma de sendos protocolos de colaboración con los directores de la Real Academia de la Historia y de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Gonzalo Anes y Antonio Bonet, respectivamente, ante quienes señaló que el nuevo museo "será riguroso en su reflejo de la historia de España y de sus ejércitos". "Queremos que este formidable museo presente una historia integral y también integradora del devenir de nuestros ejércitos sin ningún tipo de sesgo", insistió.

Pese a la firma de estos protocolos, las dudas sobre la ausencia de sesgo histórico en el nuevo museo siguen existiendo y la sombra de la Ley de Memoria Histórica sigue planeando sobre el proyecto. Hay que recordar que hace unos meses, tal y como denunció La Razón, uno de los coroneles encargados del proyecto amenazó con dimitir de su cargo porque consideraba que se estaba intentando tergiversar la historia.

Altos cargos del ministerio de Defensa han cesurado textos que explicaban la resistencia del General Moscardó y sus hombres durante el asedio republicano al Alcázar de Toledo, retocado las alusiones al General Miguel Primo de Rivera y la II República e, incluso, censurado alusiones al General Franco.

Pero el lápiz corrector del ministerio de Carmen Chacón no es lo único que ha generado polémica en torno al nuevo museo. También lo han sido las discusiones sobre el traslado de la exposición de Madrid a Toledo –decidida en tiempos del Gobierno Aznar,– y la importante reducción del número de piezas que se exhibirán.

A principios de enero, reunidos en Madrid, expertos civiles y militares en historia militar llegaron a calificar de "expolio cultural" y "atentado contra el patrimonio nacional" el traslado del museo, y denunciaron que en su nueva ubicación tan sólo se expondrá una quinta parte de los fondos. Según dijeron, el resto serán almacenados en instalaciones hechas con esos fines en la Ciudad Imperial o se desperdigarán por instalaciones de administraciones locales, provinciales, autonómicas o académicas.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios