Menú

Iñaki Gabilondo: "He pedido perdón por mi ira contra Aznar"

El recientemente sustituido Iñaki Gabilondo asegura en una entrevista en El Mundo que sus puntos de vista estaban ya "en retirada" y que le duele que le asocien "a una incondicionalidad" por haber pertenecido a Prisa. Además, dice que le hubiera gustado entrevistar a ETA.

LIBERTAD DIGITAL
1

"Yo soy el que me quedo atrás, no mis ideas", responde un pensativo Gabilondo a las preguntas de El Mundo. "Yo soy el que hacía el Hoy por hoy y era como la gente, de su edad, de sus puntos de vista.... Te haces mayor y eres mayor que la gente, tienes más dinero que la gente, no eres la referencia... Y entonces tus puntos de vista van en retirada. Por eso yo soy una minoría en retroceso".

"Soy el mayor de nueve hermanos y ejercí mucho de sargento. Yo les tengo zurradas unas buenas hostias al ministro y mis otros hermanos (risas): Somos muy amigos".

Preguntado sobre las diferentes visiones que el periodismo da de la izquierda, la derecha y el Gobierno, Gabilondo reflexiona: "Las incondicionalidades son repugnantes. A mí me duele estar asociado a una incondicionalidad que nunca he tenido. Ser del grupo Prisa implica una serie de suposiciones que nadie revisa. Y pasa con cualquier persona conocida. Todo está polarizado, simplificado, reduccionado, jibarizado."

No obstante, e inmediatamente después de eso, no duda en asegurar, en respuesta a un juego de palabras del entrevistador, que la G de los Gal son "las ganas de acabar con ETA".

"Conozco algunos secretillos que harían temblar a alguien... Pero no mucho. No, pero hay muchos políticos que me han hecho minúsculas confidencias. Al acabar las entrevistas, todos dicen cositas que si yo hubiera podido empaquetar..."

A Aznar le preguntaría "¿por qué a usted no le cabe nunca ninguna duda?". No obstante, dice en El Mundo que no se arrepiente de "ninguna pregunta". "Me arrepiento –dice- de algunos errores cometidos en directo. El más famoso es el del suicida del 11-M. No hay semana que en la calle alguien no se cague en mi padre por eso. No escurro el bulto, pero yo era el responsable del programa, no de la noticia".

En cambio, hace muy poco tiempo confesó que consideraba aquel programa del 11-M como uno de los mejores de su carrera.

"Y he pedido perdón –continúa- por mi ira contra Aznar. Me ponían malo la Guerra de Irak y el tema de ETA. Eso de que yo estaba con los verdugos, en vez de con las víctimas por apostar por el diálogo, me ponía malo. Soy vasco y esas bromas no me gustan ni un pelo. Si él iba de juego sucio, yo también sabía hacerlo. Pero me arrepiento de mi ira, porque pude agudizar enfrentamientos".

Sobre qué entrevista le hubiera gustado terminar, dicde que "hubiera querido entrevistar a ETA. Cuando Pedro J. Entrevistó a ETA se suscitó una discusión pueril sobre si se debía o no entrevistar a ETA. ¿Pero cómo un periodista no va a entrevistar a ETA si puede? Yo me quedé con la pena. Yo no la he hecho porque no he podido".

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 88 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco