Menú

Gallardón vuelve a la carga contra los vecinos de Puente de Vallecas

Tras los polémicos desalojos de dos edificios cerca de la Central Térmica del Puente de Vallecas, que fueron derribados por una supuesta ruina desmentida por varios informes técnicos, el Ayuntamiento vuelve a la carga contra los vecinos de la zona y plantea una nueva demolición por el mismo método.

0

Los vecinos del edificio del número 93 de la Avenida de San Diego han recibido con preocupación la notificación de que su casa puede seguir el camino que ya han recorrido dos inmuebles de las cercanías: ser declarados en ruina y posteriormente derribados, sin que sus ocupantes reciban nada a cambio de lo que eran sus viviendas.

Su edificio forma parte de laColonia de Nuestra Señora de los Ángeles, la zona en la que el Ayuntamiento de Gallardón ha instalado la ya famosa central térmica de Puente de Vallecas y en la que se pretende edificar un nuevo "barrio ecológico" que los vecinos temen que sea una oportunidad para la especulación, una especulación que habría pasado por echar de sus viviendas a los vecinos que las ocupaban, en general de extracción humilde, para edificar nuevas casas más caras.

Los vecinos han solicitado la paralización del procedimiento legal, pues consideran que se trata del mismo tema que está pendiente de ser juzgado en virtud de una querella que los propietarios de las viviendas de los edificios anteriormente derribados, el número 101 de la misma Avenida de San Diego y el 13 de Sierra de Lucena, tienen interpuesta por el oscuro procedimiento que se siguió para echarles de sus viviendas.

"Búsquese un buen abogado"

Curiosamente, este nuevo proceso ha recaído en el Juzgado Contencioso Administrativo (JCA) número 25 de Madrid, el mismo que llevó el desalojo y posterior derribo del edificio en Sierra de Lucena y cuya actuación fue considerada por los afectados tan parcial como para justificar la denuncia por prevaricación que han interpuesto contra dos jueces de este juzgado y otro del JCA 32 de Madrid.

Se da la circunstancia de que, tras la notificación recibida, uno de los vecinos afectados por este nuevo intento de expropiación se acerco a la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo del Ayuntamiento de Madrid (EMVS) a informarse. Allí una funcionaria le aconsejó que se busque "un buen abogado", puntualizando que no fuese de oficio "sino de los caros", ya que de lo contrario la EMVS ganaría, porque "siempre lo hacen".

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios