Menú

ICV propone legalizar las drogas y prohibir los toros

Iniciativa por Cataluña-Verdes, uno de los tres partidos del Gobierno catalán acordó este fin de semana en su XI asamblea apoyar la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que pretende abolir la fiesta de los toros en Cataluña, al tiempo que ha abogado por la legalización de algunas drogas blandas: marihuana, anfetaminas y algunos tranquilizantes.

0
Iniciativa por Cataluña-Verdes, uno de los tres partidos del Gobierno catalán acordó este fin de semana en su XI asamblea apoyar la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que pretende abolir la fiesta de los toros en Cataluña, al tiempo que ha abogado por la legalización de algunas drogas blandas: marihuana, anfetaminas y algunos tranquilizantes.
L D (EFE) La asamblea, que se celebró este fin de semana en Sabadell (Barcelona), ha aprobado la resolución antitaurina con 318 votos a favor, 19 contrarios y 67 abstenciones, por lo que sólo el 27 por ciento de los delegados no le han dado su apoyo.

Según esta resolución, "ICV se manifiesta contraria a las corridas de toros, así como al maltrato de los animales, y está dispuesta a trabajar por su abolición, mostrando su firme apoyo a la Iniciativa Legislativa Popular".

Esta ILP está en fase de recogida de las 50.000 firmas que se necesitan para que sea registrada en la cámara catalana. "Si queremos ser un referente de la izquierda verde, hemos de tener un posicionamiento firme sobre los maltratos, la tortura y los espectáculos crueles e inhumanos con los animales, y no podemos justificarlo bajo la consigna de la tradición o de la cultura", apunta la resolución de ICV, que no obstante no ha sido avalada por el 27% de los delegados ecosocialistas.

ICV también ha aprobado una resolución, aún más mayoritaria (400 votos a favor, uno sólo en contra y 25 abstenciones), en la que aboga por una regulación no penal de la drogas. Concretamente, de las drogas denominadas blandas (la marihuana, el hachís, las anfetaminas y algunos analgésicos y tranquilizantes), ICV apuesta por que se legalicen al considerar su consumo un "hecho normalizado" para muchas personas.

En este mismo sentido, pide que consumir estas drogas en la vía pública no suponga una falta administrativa. De forma más genérica, ICV aboga por despenalizar la posesión de drogas, aunque cree que la "producción y distribución se debe de realizar bajo el control estatal". Asimismo y conscientes de los efectos negativos para la salud de las drogas, los ecosocialistas piden que "el Estado desincentive el consumo mediante campañas de concienciación de sus efectos a corto y largo plazo".

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios