Menú

REACCIONES: Las lágrimas de Soraya y el telegrama de Zapatero

Diversas personalidades del mundo de la cultura y la política españolas lamentan la pérdida del escritor Miguel Delibes, fallecido a los 89 años.

0

"Hoy a los vallisoletanos se nos ha muerto un poco el alma". Con esta frase, la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado llorando su dolor por la muerte del escritor Miguel Delibes, con cuyas obras, ha dicho, aprendió a leer y a amar el teatro. Sáenz de Santamaría no ha podido evitar las lágrimas en una entrevista en RNE cuando se ha referido a la desaparición de Delibes, y ha recordado que los castellanoleoneses han ido acompañando sus vidas con la obra del escritor, por lo que el "es un día muy difícil".

Ha recordado que el primer libro que leyó fue "El camino" y la primera vez que estuvo en el teatro, a los quince años, fue para ver "Cinco horas con Mario", que le enseñó que "bastan una voz y una silla para dar un mensaje y cargar el escenario con muchas cosas". "Para un castellanoleonés, Miguel Delibes es el pueblo, es el campo, es el saber amar el medio ambiente de verdad", ha recalcado la portavoz del PP, que, al igual que el escritor fallecido hoy, nació en Valladolid.

Entre toda la obra de Delibes, ha destacado el homenaje que el escritor rindió a su esposa en "Mujer de rojo sobre fondo gris", que ha definido como "un libro de amor maravilloso" porque traslada la imagen de "un amor sincero" y "de hacer camino juntos". "Hoy, a Delibes le deseo que esté para siempre con su mujer de rojo, en un fondo que espero que no sea gris, sino que sea muy azul y muy bonito", ha concluido.

Zapatero: "La voz austera de un país sumido en el silencio".

Por su parte, el presidente del Gobierno ha dirigido un telegrama de pésame a los familiares de Miguel Delibes en el que señala que el escritor "ha sido uno de los grandes" y "la voz austera de un país sumido en el silencio".

En el texto, precisa que "con la misma pena con que se escribieron las páginas de 'Señora de rojo con fondo gris', el corazón de todos los españoles lamenta la desaparición de Miguel Delibes". "Ha sido uno de los grandes -agrega-, más allá del prestigio de los premios recibidos o de su labor como académico desde el inicio de nuestra reciente historia democrática".

Se refiere a su labor periodística y su itinerario narrativo, que precedían, "con inteligencia visionaria, los caminos que España tenía la obligación de crear asumiendo su memoria".

A su juicio, Delibes lo hizo alcanzando la más alta cima de la lengua española, "que en su obra renacía desde el remoto origen del alma de un pueblo". Precisa que "Cinco horas con Mario" o "Los santos inocentes", "El hereje" o "El camino" son ya "testimonios ineludibles de la lucha por la dignidad, el legado de un maestro".

El presidente del Gobierno se despide con "el sentimiento profundo de cariño, amistad y admiración para toda la familia, en momentos tan tristes".

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, definió a Miguel Delibes como "un hombre bueno que seguía y perseguía las palabras". En declaraciones a RNE, Gabilondo indicó que Delibes fue una persona "buena" que enseñó "que cuando se cuida la lengua, la palabra, la estructura, la naturaleza, uno se cuida a sí mismo y a la gente".

El presidente de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, afirmó que "toda Castilla gravita en las páginas" de este "extraordinario escritor", que salvó con sus libros la "Castilla que se ha ido perdiendo".

 “Inmortal” de la literatura

Miguel Delibes es "uno de los inmortales" de la literatura, en opinión del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que se ha referido de este modo al fallecimiento del escritor vallisoletano.

Herrera ha pronunciado estas palabras en la apertura de la reunión extraordinaria del Comité de las Regiones de la UE, que se celebra en Valladolid, precisamente en el Centro Cultural que recibe el nombre del escritor vallisoletano Miguel Delibes.

El presidente autonómico tiene previsto hablar de forma más extendida de la pérdida del literato en una intervención ante la prensa dentro de dos horas, cuando termine la reunión que mantienen ahora los participantes en la reunión del Comité de las Regiones de la UE.

El escritor Juan Manuel de Prada ha lamentado la desaparición de Miguel Delibes, uno de los escritores predilectos de su infancia y adolescencia, y que ha definido como "el cronista de un mundo que ya se ha ido, de pasiones sencillas, de sentimientos en carne viva". "Era un mundo que resistía frente a ese progreso deshumanizado e igualatorio", ha explicado Prada en conversación telefónica con la Agencia Efe acerca de quien también ha considerado como "el mejor conocedor de la naturaleza humana" que han tenido las letras hispanas durante la segunda mitad del siglo XX.

El escritor y poeta José Manuel Caballero Bonald ha opinado que Miguel Delibes "pertenece a ese linaje de escritores que mejor definen la fusión del talento y la honradez". "Es uno de los escritores españoles que con mejor pulso nos han contado la realidad de Castilla en la segunda mitad del siglo XX, sobre todo en sus aspectos más sombríos y desolados", ha añadido el autor de "Ágata, ojo de gato".

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva (PP), ha recordado hoy a Miguel Delibes como "uno de los vecinos más ilustres" de la ciudad junto a Miguel de Cervantes, que también vivió en la capital vallisoletana.

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios