Opinión
Noticias y opinión en la red
Memoria histórica

¿Honrar a los muertos?

Una de las argucias más hipócritas que han manejado los políticos y subvencionados de la "memoria histórica" es que durante 40 años se ha honrado a los muertos de un lado y ahora, para que hubiera "reconciliación", convenía honrar a los del bando izquierdista y separatista. Acción muy oportuna por cuanto estos últimos serían, precisamente, los "republicanos caídos o fusilados por defender la democracia y la legalidad".

Ya he dicho y documentado ampliamente que el Frente Popular no defendió ninguna democracia, sino un proceso revolucionario. La pretensión oficial equivale a suponer que Hitler defendía a los judíos o un disparate semejante. Toda la historiografía construida sobre esa falsificación es, y solo puede ser, pura filfa, y todas las maniobras políticas asimilables pura demagogia y envenenamiento interesado de la conciencia de los ciudadanos. No voy a insistir ahora en ello, aunque conviene recordarlo una y otra vez, porque estos señores explotan su predominio abusivo en los medios de masas para difundir sin tregua sus evidentísimos embustes, usando el dinero de todos, como corresponde a un estilo corrupto bien acreditado.

Por otra parte, los caídos de ambos lados fueron ya honrados en tiempos de Franco. Lo atestigua, entre otras cosas, el Valle de los Caídos, donde están sepultados por igual restos de soldados nacionales, revolucionarios y separatistas. Entonces, ¿a quiénes quieren honrar estos políticos de ahora? Pues, evidentemente, a los fusilados en la represión franquista, pintada con colores absolutamente exagerados y demagógicos. Los "estudios" en que se respaldan, subvencionados por el poder con intenciones políticas bien claras, son por ello mismo lo contrario de una labor intelectual honesta, independiente y solvente, y carecen del menor crédito.

Por otra parte, en esa represión cayeron tanto inocentes como culpables de crímenes escalofriantes, y ahora que tanto hablan de las "trece rosas" conviene recordar que hubo otras "rosas", hasta de cinco años y menos, asesinadas por aquellos grandes demócratas del Frente Popular. Salta a la vista que ahora no se trata de honrar a los inocentes, sino a los criminales, a quienes se pretende igualar con aquellos como supuestas "víctimas del franquismo": absoluta, desvergonzada deshonra de los inocentes.

He dicho que los autores de la retorcida e inmoral Ley de Memoria Histórica se identifican con los chequistas. No acerté del todo. Con quienes se identifican realmente es con los jefes del Frente Popular, los que huyeron llevándose inmensos tesoros y dejando a sus sicarios a la intemperie, expuestos a la venganza de Franco. Cabría decir que es ahora cuando se acuerdan de sus devotos chequistas. Pasa como con su antifranquismo retrospectivo: un poco tarde. Tardanza que no logra disimular intenciones más actuales y no menos espurias.