Menú
Katy Mikhailova

La ruina de algunas marcas de moda

La crisis está afectando sobremanera a las firmas de moda españolas.

Katy Mikhailova
0

La crisis económica -que no sabemos si va a más o a menos tal como asegura Fátima Bañez-, la ausencia de creatividad alguna de muchos diseñadores españoles y la subida del IVA sigue perjudicando a diferentes empresas de la industria textil.

Sin ir más lejos, Modesto Lomba cierra su taller de Madrid, despidiendo además a 4 de sus 5 empleados. A ello le sumamos al paquete del diseñador vitoriano una denuncia por parte de unos de esos 4 empleados despedidos quien asegura que el presidente de la ACME le debe más de 5.000 euros en nóminas. Modesto quien presentó una colección en esta última edición de MB-FWM para Primavera/Verano 2013 bastante sosa y escasa de originalidad alguna, hace un mes organizó un mercadillo con la venta de artículos de Devota&Lomba de cuya recaudación los empleados aseguran que esperaban algún tipo de indemnización que, sin embargo, no hubo. Modesto va a trasladar a Galicia su taller que, tal como indica el creador, le permitirá crecer mucho más. Palabras que, sin embargo, hemos de comprobar con hecho, porque la realidad es que estas firmas no venden ni un triste jersey, ya que, para pagar dos ceros más a la derecha a veces merece más la pena pasarse por Zara.

Desde la subida del IVA del mes de septiembre, las ventas del comercio minorista descienden un 12,6 por ciento en comparación con las mismas fechas del año anterior. Se trata, sin duda, de una de las mayores caídas del Índice de Comercio al por Menor –IMC- según el INE. Y si hablamos de la venta de productos de moda, estos artículos caen en un 7,7 por ciento.

Sin duda alguna, la situación de dificultad actual encarece la capital y hace difícil la supervivencia en un mercado tan competitivo en donde cada vez más nacen nuevas firmas que captan al consumidor con otras estrategias.

Hablando de ruinas, otro ejemplo de situación lamentable es la de Adolfo Domínguez quien continúa en número rojos ya años y esto parece que solo aumenta. Durante el primer semestre de 2012, Adolfo Domínguez pierde 10 millones de euros, disminuyendo su beneficio un 13 por cierto con respecto al año anterior en las mismas fechas. Y eso que durante la primera semana del mes de septiembre la empresa fichó a un nuevo director para AD quien trabajó para la firma Camper. Y aunque Bimba&Lola y CH de Carolina Herrera las gestionen la familia del creador, lo cierto es que Adolfo Domínguez está en la ruina.

Típico resulta en estas políticas que, ante semejante descenso de ventas, la empresa asegura que esto se deba al precio alto del gasto de las indemnizaciones por el ERE que pasan por sus plantillas así como por el cierre de tiendas. La empresa de Adolfo Domínguez ha cerrado en el primer semestre de este año un total de 64 tiendas de las cuales 41 son propiedad de la familia. Sin embargo, la expansión de AD es una salida, pues, como decíamos en anteriores editoriales, entre 20 y 30 establecimientos se abrirán en el extranjero, aunque casi la mitad son franquicias.

Amaya Arzuaga cerró su tienda –aunque con optimismo dirá que es para concentrarse en el negocio online-, Ángel Schllesser en liquidación en otro establecimiento de Madrid... parece que sobreviven a base de abanicos de Planeta de Agostini –cuya colección propia ya estoy haciendo mes a mes- y colonias. La gran cuestión, ¿cuántos de ellos sobreviviría –y por cuánto tiempo- sin los perfumes? Si probablemente hasta Loewe "haga caja" con Aire Loco – que por cierto, ¡magnífica fragancia!-. Aunque claro que los hay que permanecen fuertes y con enseña propia como lo es Roberto Verino con su público fiel.

La cuestión es el hecho de que Amancio Ortega sea el héroe del pueblo –ironías aparte- implica que su modelo de negocio en esto del business de la moda deje cadáveres tras de sí como los mencionados. Unos ganan y otros pierden, ley de la economía más básica. La fortuna es la pobreza de otros; los ricos se hacen más ricos, y los pobres agravan su pobreza. Otra consecuencia de esta nefasta crisis que nos dejó Zapatero y los 7 enanitos.

Aunque siempre saldrá alguna izquierdosa pagana a criticar obras sociales de Amancio, cuando, tal como afirma, viste en su mayoría de esta marca low cost que ha democratizado a las modas y los distintos estratos sociales. En cualquier caso, resulta curioso que los mismo que critican a Amancio Ortega por donar 20 millones de euros a Caritas son los mismos que defienden los que roban en los supermercados.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios