Menú

Cristiano Ronaldo responde a Sara Carbonero

Alaska, Emilia Landaluce y Rosa Belmonte se sientan en la mesa de Es la mañana de Federico para discutir la crónica rosa.

0
Alaska, Emilia Landaluce y Rosa Belmonte se sientan en la mesa de Es la mañana de Federico para discutir la crónica rosa.
Sara Carbonero, Iker Casillas, Cristiano Ronaldo e Irina Shayk | Archivo

Uno de los problemas de que personas cercanas al Rey tengan comportamientos “poco ejemplares” es que los súbditos empiezan a dejar de creer en la monarquía y los títulos nobiliarios. Podría ser la explicación de lo que ha pasado en el municipio lucense de Ribadeo, que acaban de declarar la guerra a Alfonso Martínez de Irujo, segundo hijo de la duquesa de Alba. Alfonso, duque de Aliaga, se ha dirigido al Ministerio de Justicia para ser nombrado Conde de Ribadeo, un título que pertenece a la Casa de Alba desde mediados del siglo XX, y que le ha correspondido en el reparto en vida realizado por su madre. Sin embargo, el alcalde de la localidad gallega ha sido tajante: “aquí no rendimos vasallaje ni pleitesía a nadie”, ha comentado el nacionalista Fernando Suárez, que poco más tiene que decir al respecto, ya tiene nula capacidad de denegar la pretensión.

El hecho de que ni Iñaki Urdangarín ni Diego Torres hayan hecho frente a la fianza impuesta por el juez, y de que sus bienes tengan que ser embargados, está sacando a la luz todas las posesiones del duque. Un patrimonio sorprendente para un exdeportista cuya mujer trabaja con una nómina cuyo importe se ha dado a conocer en varias ocasiones. Mientras el tribunal les exige que presenten la relación de bienes susceptibles de ser embargados, sabemos que, además del Palacete de Pedralbes, valorado en más de siete millones de euros, el duque de Palma tiene varios pisos en Palma, uno en Tarrasa, y algún que otro trastero por Barcelona.

Con este panorama la infanta Pilar de Borbón ha querido marcar distancias con los periodistas que han intentado preguntarle en Sevilla que qué piensa sobre la posible imputación de su sobrina, la infanta Cristina. Como viene siendo habitual, se ha mostrado cortante con los redactores: “No hablo de mi familia”. Pero no ha perdido la oportunidad de sentar cátedra: “Deje usted la cosa en paz, ni es usted juez ni es abogado”, le ha espetado a uno de los trabajadores que le preguntaban. El resto, que no opine.

Y, por fin, el discreto Cristiano Ronaldo ha hablado sobre los comentarios de Sara Carbonero a propósito de la relación de los jugadores con Mourinho. El futbolista dice en As que, aunque todos somos libres de opinar, la periodista “no ha hecho bien, porque las cosas del vestuario se deben quedar en el vestuario y las cosas que se saben no deben decirse a la prensa”. Ni a la novia, tendría que haber añadido.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD