Menú

La herencia de Rocío Dúrcal que rompió la familia de Junior

Los problemas que generó la herencia de Rocío Dúrcal enturbió los últimos años de vida de su marido, Antonio Morales.

0

La herencia de Rocío Dúrcal fue establecida en vida por la propia cantante, que tuvo tiempo para reaccionar y elaborar un testamento que evitase disgustos familiares. Lo que no imaginó la cantante fue que la familia se pasaría años sin hablarse después de su muerto, o que el propio Antonio Morales "Junior" nunca lograse superar su muerte, cayendo en una depresión que arrastró hasta su fallecimiento.

Los bienes de la artista fuera de España fueron la causa de los enfrentamientos. Rocío Dúrcal dejó bien atada su herencia de propiedades y dinero en España, pero no la que poseía en otros países, algo que sus hijos Antonio y Carmen Morales descubrieron a posteriori. Junior se negó a incluir esos documentos en la herencia, lo que propició una denuncia en los tribunales que rompieron en dos a la familia. Sólo Shaila Dúrcal intentó mediar en la batalla familiar.

Devastado por la muerte de Rocío Dúrcal y por el alejamiento de sus hijos, Junior se fue recluyendo más y más en sí mismo, a lo que no ayudaron sus problemas con el alcohol. Mientras los abogados trataban de resolver el problema en los juzgados, Morales no podría ver a sus nietos ni sus hijos, pese a que vivían a muy poca distancia de él.

Por suerto, al final todo se recondujo y la familia arregló sus problemas personales sin abogados de por medio, sobre todo a partir de la boda de su hija Carmen Morales. Junior falleció solo en su casa pero habiendo podido, al menos, arreglar los problemas con sus hijos.

Tanto es así que el miércoles el hermano de Junior, Miguel Morales, se emocionaba al recordar la pena con la que Junior vivió sus últimos años. "No volvió a tener la alegría que tenía cuando estaba con su mujer", fallecida en 2006.

A su llegada al tanatorio de la localidad madrileña de Tres Cantos, donde estaba la capilla ardiente de Junior, Miguel, acompañado de su mujer, Fedra Lorente, ha contado que estaban en Barcelona cuando se enteraron de la muerte de su hermano. "Si mis sobrinos estaban en shock y estaban aquí con él, imagínate nosotros que estábamos en Barcelona", ha señalado la actriz a los medios de comunicación.

Además han afirmado que ha sido una "noticia inesperada" porque, hasta donde ellos sabían, Antonio estaba bien de salud. Miguel, que ha asegurado que están "muy orgullosos" de sus sobrinos, ha recordado que su hermano "se exigía mucho como artista y era muy perfeccionista". "Lo importante -ha agregado Lorente- es que ahora está con ella, allá en el otro mundo".

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD