Menú

Romina y Al Bano, otra vez juntos... para cantar

"No fui yo quien me marché –dice él- pero ahora nos llevamos bien".

10
"No fui yo quien me marché –dice él- pero ahora nos llevamos bien".
Romina Power y Al Bano, durante un concierto | Cordon Press

Existe un viejo dicho: el corazón tiene razones que la razón no entiende ¿O son los negocios los que priman? Viene esto a cuento de que una tierna y feliz pareja de otro tiempo, que hasta resultaba cursi para algunos por sus zalameros gestos, relamidas miradas, terminara por quebrarse para después, por un dramático suceso, intercambiarse toda suerte de amenazas e insultos. Pues, bien: aquel matrimonio roto era el de Al Bano y Romina Power. Dúo musical popularísimo en Italia y conocido en toda Europa por sus románticas, azucaradas melodías. Tras casi veinte años de unión se dijeron adiós, incapaces de superar la desaparición de su hija Ylenia, aquel ya lejanísimo 31 de diciembre de 1994, probablemente muerta bajo las aguas del río Mississippi, historia sórdida ya contada mil veces. Y resulta que después de quince años separados y con vidas distintas, reinciden en continuar ahora juntos… cantando. El próximo martes, 5 de agosto, tienen contratada una gala muy especial en los jardines del Castillo de Perelada (Gerona). Y es especial por varias razones, empezando por el reencuentro de ambos, pero asimismo porque llevan dos decenios sin actuar en España, donde siempre fueron muy apreciados. Y además, porque ese lugar les traerá muy buenos recuerdos, ya que allí estuvieron alojados en cierta ocasión, invitados por la familia Suqué, propietaria del Casino. Un romántico paraje ideal para unos enamorados como ellos. Los Suqué les cursaron hace meses una nueva invitación para servirles otra vez de anfitriones. Y ellos han dicho que sí, aceptando rememorar sus canciones de ayer, desde "Felicidad" a "Sharazán", entre tantas otras de su variado repertorio dulzón.

En octubre pasado les puse al corriente de que Romina y Al Bano reaparecían por vez primera después de su abrupta separación y divorcio para cantar en Rusia, en un lugar cercano a Moscú. Nada supimos después de aquel sorprendente reencuentro. Pero sí ahora, porque Al Bano comenta que allí "el concierto fue desastre". De momento, que sepamos, el dúo sólo tiene firmada esta gala en la mencionada localidad gerundense, pero no descartan algunas otras. ¿Significa que podrían volver a vivir juntos, incluso a casarse por segunda vez? No contemplan ni en broma esa posibilidad, por mucho que este roce, siquiera artístico, pudiera ser la antesala de una pasión. Al Bano recuerda: "No fui yo quien me marché de casa… Me casé por amor… ¡y para siempre!" Ferviente católico, como también ella, ambos tuvieron que rehacer su situación sentimental. Uno, emparejado con una presentadora de televisión, Loredana Lecciso, que "le salió rana" y acabó trabajando en programas "porno". No obstante tuvo con ella un par de hijos, pero se alejó de su lado en 2005.

Luego no se le han conocido relaciones más serias. Tiene también a dos de sus tres hijos habidos con Romina, ya independizados. En cuanto a ella se ignora su actual situación sentimental, desconociéndose si su carrera de cantante se halla estancada. Porque Al Bano sí que ha continuado su carrera de solista. Es un clásico de la canción italiana con su voz de tenor, capaz de emocionarnos con arias de ópera, de brindarnos su espléndida "Mattinata" de Leoncavallo, de cantar a dúo con otros grandes como Pino Donaggio ("Yo que no vivo sin ti"), Adriano Celentano ("Azzurro"), Renatto Carosone ("El americano"), Richard Cocciante ("Margarita"), Mina ("Un año de amor"), Claudio Baglioni ("Y tú"), Ricchi e Poveri ("Será porque te amo"), Matia Bazar ("Solo tú"), Nicola di Bari ("Corazón gitano"), Andrea Bocelli y Lucio Dalla ("Caruso")… Reunió su voz con la de todos ellos para grabar maravillosas melodías que aparecieron en el último disco que conocemos de él, "Al Bano canta Italia". ¡Qué placer escucharlos…!

Setenta y un años cumplió Al Bano en mayo último. Casi medio siglo en activo desde aquel debut en el Festival de la Rosa en 1966. Con aquellas canciones que lo auparon, además de "La mañana": "Nel sole", "Il ragazzo che sorride", que le escribió Theodorakis, inspirada en la llegada del régimen de los coroneles griegos… Un hombre afable, de raíces humildes, que creyó encontrar en la hija primogénita del galán de cine Tyrone Power la mujer que buscaba para fundar un hogar. Y tras casarse con Romina, para no separarse de ella en sus largas giras, la convenció para que cantara, cuando ella solo quería dedicarse en todo caso al cine. Pero Romina tiene una voz limitada y tampoco alberga la gran vocación que él siente por la música. Empresario vitivinícola, con viñedos propios, posee una pizzería y patrocina un equipo de baloncesto de Brindisi que es la ciudad en la que reside, cercana a su pueblo natal, Cellino San Marco. Guarda sus penas, su infinito dolor todavía por la hija que se fue… y no volvió. Pero sonríe cuanto puede y se despide sombrero Panamá en mano. Veremos en qué queda está vuelta a los escenarios con la que fue el gran amor de su vida.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation