Menú

El hijo de 31 años de Carlos Baute le exige una pensión de 1.400 euros

El hijo biológico de Carlos Baute tiene 31 años y no ha trabajado prácticamente nunca.

0
El hijo biológico de Carlos Baute tiene 31 años y no ha trabajado prácticamente nunca.
El hijo biológico de Carlos Baute | Gtres

José Daniel Baute Arellán, hijo biológico del cantante Carlos Baute, solicita una pensión mensual de 1.400 euros por lo que considera un "abuso de derecho". El joven, que fue declarado por el juez hijo biológico de Baute en 2013, asegura que su situación es "precaria" y apela al "deber del progenitor" para, independientemente de su edad, le provea de sus necesidades ya que —tal y como reconoce— "no ha trabajado prácticamente nunca".

Esta demanda obligará al cantante a presentarse ante el juez en los próximos diez días. "Esta demanda es distinta a los daños morales en su día pedidos. La demanda se basa en abuso de derecho por parte de su padre. La pensión de alimentos es una obligación de los padres", comenta el letrado que lleva su caso de filiación.

Aunque José Daniel Baute, residente en Baeza (Jaén) es mayor de edad y tenga 31 años, su abogado defiende: "Es deber de los progenitores ayudar económicamente a sus hijos, aunque lleguen a la mayoría de edad. Esta obligación subsiste en tanto no alcancen los hijos la posibilidad de proveer por sí mismos sus necesidades".

Así entienden que Carlos Baute incurre en falta: "Se produce un claro abuso de derecho respecto del progenitor demandado que, siendo conocedor de que tiene un hijo declarado mediante sentencia desde el año 2013, no ha querido atenderlo en ningún momento ni afectuosamente ni ha querido tampoco conocer y/o hacerse cargo de sus posibles necesidades vitales".

El abogado recuerda en todo momento la sentencia de fecha de 5 de febrero de 2013, dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº17 de Madrid, en la que se declaró que Don Carlos Roberto Baute Jiménez es el padre biológico de Don José Daniel Baute Arellán, con todos los efectos inherentes a tal declaración.

"Actualmente Don José Baute Arellán no dispone de los medios económicos suficientes para subsistir de manera digna, produciéndole una situación de necesidad, han sido los familiares de su actual pareja de hecho (acreditamos esta situación de pareja de hecho con el documento nº5) los que se han encargado de apoyarle económicamente desde su llegada a España para hacer frente a una batalla judicial que le ampara constitucionalmente", aclara Osuna a Europa Press.

El abogado demuestra con papeles que su cliente "no ha trabajado prácticamente nunca y debido a la falta de ingresos obtenidos no ha tenido ni que hacer la declaración de la renta. La falta de empleo no puede considerarse derivada de una actitud 'ni-ni' o de 'hijo parásito' como en ocasiones ha puesto de manifiesto el Tribunal Supremo ante supuestos de dejadez de hijos mayores de edad", estima el demandante.

En este hecho ha pesado no tanto su voluntad sino "otros factores los que le han causado la situación de precariedad, como es el tener que haber abandonado sus estudios universitarios para venir a España o la escasez de oportunidades laborales que se experimenta ahora mismo en nuestro país".

Baute es padre también de otros tres hijos más, fruto de su matrimonio con Astrid Klians, Álisse que cumplirá un año, Lienne que este año cumple tres, y Markuss, que cumple cuatro, apela a que parte de la familia del joven vive en Venezuela y "no cuenta con suficientes ingresos". Baute, aún "siendo consciente de las penurias que atraviese el citado país, donde el 87% de los venezolanos vive bajo la línea de la pobreza y el salario mínimo, alcanza para poco más de dos kilos de carne", no ha ayudado pese a contar con "elevados ingresos económicos".

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios