Menú

Kiko Matamoros muestra su nueva cara y arremete sin compasión contra 'Sálvame'

Kiko Matamoros arremete sin compasión contra todos desde su exilio hospitalario.

0
Kiko Matamoros arremete sin compasión contra todos desde su exilio hospitalario.
Kiko Matamoros | Lecturas

Kiko Matamoros reaparece en Lecturas cuando todavía no ha superado sus problemas de salud. En una demoledora entrevista defiende a su novia de los ataques de Makoke y su hija Ana, y sobre todo apunta a Sálvame como instigador de una campaña contra él.

Pero lo que llama realmente la atención es el terso aspecto de Kiko Matamoros, que estrena una cara tras las intervenciones de Carla Barber, novia de su hijo Diego.

No es ese el único cambio físico, ya que tal y como explica, ha "perdido 10 kilos" debido a las operaciones de vesícula y las complicaciones posteriores. "Tengo los brazos y las piernas como cuando tenía 11 años", lamenta. Afortunadamente, la infección parece que va remitiendo: Esta época es muy deprimente para estar hospitalizado. Es una infección que ha afectado al hígado, al páncreas, al tubo biliar, a algún órgano más, a la sangre…". El alta hospitalaria está cada vez más cerca.

Pero lo que más molesta a Kiko Matamoros no es eso, ni siquiera las constantes burlas en redes sociales a su nueva cara, sino la polémica que se ha organizado en torno a Marta López debido a la influencia de su ex, Makoke (a quien llama "mentirosa y cínica") y su hija Ana Matamoros ("posiblemente manipulada por su madre").

"A Marta le afecta mucho y eso me duele. Estoy indignado. No merecemos el trato que nos han dado. Es muy sucio", dice, declarando la guerra a su familia. "Makoke se presta a sentarse en un plató y a que hagan una comparativa de nuestra hija y Marta para cobrar 500 míseros euros", dice.

Dice Matamoros que Makoke ha sido la responsable de filtrar a María Patiño "un par de besos" de Marta con el exnovio de su hija. Y hace extensivas sus críticas a todos aquellos compañeros que se burlaron de sus retoques estéticos en el último Deluxe: "Sé que me envidia, que me odia. Ellos saben que intelectualmente los desprecio". Y manda, además, un recado a alguna compañera: "Fui el trabajador que más horas de pantalla hizo en Mediaset", dice refiriéndose a la etapa del confinamiento. "Y aún hay alguna que anda con cierto escocimiento".

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios