Menú

La escapada de un fin de semana de Penélope Cruz con Brad Pitt

No hay a la vista, no obstante, fisura alguna que interfiera la estabilidad matrimonial de Penélope y Javier Bardem.

No hay a la vista, no obstante, fisura alguna que interfiera la estabilidad matrimonial de Penélope y Javier Bardem.
Penélope Cruz y Brad Pitt. | Archivo

Lleva Penélope Cruz una carrera en el cine que la ha convertido en la más internacional de nuestras actrices, no sin su gran esfuerzo para codearse con las más grandes estrellas de Hollywood. Medio centenar de películas la avalan. La última, Ferrari, ha resultado ser más bien fallida, no obstante, aunque la crítica ha valorado su interpretación. Cumplirá este mes de abril cincuenta espléndidos años, el próximo día 28, diez de ellos matrimoniada con Javier Bardem, padres de dos hijos a los que protegen de los "paparazzi".

Se ha estrenado hace escasas fechas un cortometraje publicitario que Penélope Cruz ha rodado junto a Brad Pitt, para la firma Chanel. Ambos vistiendo prendas de la exclusiva firma francesa. Con un leve argumento de la pareja remedando una secuencia de la película Un hombre y una mujer, que protagonizaron en 1966 Anouk Aimée y Jean-Louis Trintignant. Un fin de semana que ambos enamorados pasan en la localidad de Deauville. Como fondo musical, una banda sonora espléndida, cooperando en el romanticismo del filme dirigido por Claude Lelouch, original de Francis Lai. Por supuesto que Penélope y Brad, que son muy amigos, no tienen nada que ver con ese "flirt" de aquellos personajes de la historia. Dicho documental de ahora se filmó en blanco y negro, lo hemos visto en Internet, considerándolo de excelente factura estética y, por supuesto, además de bien realizado, contando con la excelente participación de Pé y Brad. Una pareja que ha sido clasificada por la prensa francesa como "de fuego".

No hay a la vista fisura alguna que interfiera la estabilidad matrimonial de Penélope y Javier, que se conocieron hace treinta años rodando Jamón, jamón y que el próximo 10 de julio cumplirán, como decíamos al principio un decenio de su enlace. Tienen una obsesión: procuran a toda costa que sus dos retoños no sean objeto de la curiosidad periodística. Lo que nos parece muy bien. Claro que a veces ellos mismos rompen esa norma y así, en el estreno hace algo más de dos meses en Londres de la película "Ferrari", Penélope asistió en compañía de su primogénito, Leo, que tiene trece años.

El medio siglo de vida que cumplirá Penélope el inmediato 28 de abril, no le hace justicia en el calendario desde el punto de vista físico, pues nuestra compatriota de Alcobendas luce espléndida y representa menos edad. A ello contribuyen los cuidados a los que se somete. El doctor Javier Anido, que la atiende, comenta que la clave de su buena presencia consiste en estimular la producción de colágeno en su cuerpo. Únase a ello la dieta precisa y los ejercicios habituales para que aquella aprendiza en la peluquería de su madre rivalice en belleza con otras divas del estrellato cinematográfico, como pudimos comprobar la noche de los últimos Óscar.

Ahora bien: no todo es color rosa en la vida de Penélope Cruz. ¿Sabían que no suele conducir coches, salvo si en alguna película finge hacerlo o se coloca brevemente a los mandos de un volante? Sí, porque padece fobia, del griego "fobos", miedo. Quizás se deba esa amaxofobia, que es un trastorno de ansiedad para la ciencia médica, a un trauma de su infancia o adolescencia. A su hermana Mónica la atropelló un coche delante de ella, a sus siete años. Tal vez aquel accidente que no ha borrado de su memoria le produzca esa amenaza para no querer enfrentarse a la velocidad de un coche conducido por ella, o incluso yendo de pasajera. Hay terapias para vencer tal manía, desde luego.

Temas

En Chic

    0
    comentarios