Menú

¿Peligra el reinado de Telecinco?

La privada se mantiene como líder de audiencia, pero sus programas de más éxito han visto como caen los datos. 

0
La privada se mantiene como líder de audiencia, pero sus programas de más éxito han visto como caen los datos. 
Jorge Javier Vázquez, presentador estrella de Telecinco | Cordon Press

La guerra por la audiencia de las cadenas privadas tiene un claro ganador y líder imbatible: Telecinco. El año pasado, fue la más vista por cuarto año consecutivo y se apuntó la mejor audiencia desde 2009 con un 14,8% de la cuota de pantalla. Sin embargo, algo parece estar cambiando en el canal de Mediaset. Las críticas siempre han llovido, pero los datos decían lo contrario, y aunque Telecinco puede presumir de ser la más vista, no puede pasar por alto que la audiencia de las consideradas joyas de la corona, Gran Hermano, Sálvame y Mujeres y Hombres y Viceversa, se ha visto tocada.

El golpe más duro este año ha sido el de Gran Hermano. El reality de televisión preferido por los españoles ha perdido más de medio millón de espectadores y bajado 2,6 puntos de share con respecto al año pasado. ¿Qué ha ocurrido? Muchos ponen en el punto de mira a su nuevo presentador, Jorge Javier Vázquez, al que han acusado de haber estropeado el formato. No pasa una semana sin una polémica, incluso cogió fuerza una recogida de firmas en Change.org pidiendo que fuera expulsado.

Pero no sólo es cosa del presentador, que ya ha entonado el mea culpa, porque el desgaste del formato ha llevado a muchos espectadores a alzarse contra una posible manipulación que cada vez parece más evidente. Esta crítica va dirigida al sistema de votos, que "juega" con el dinero del público ya que para muchos, GH 17 ya tiene su ganadora elegida desde hace varias semanas: Adara. Las teorías sobre la guionización del programa se disparan y la actuación de la organización del programa no ayuda. ¿Estamos ante la última edición del reality más longevo de la televisión?

Sálvame es el único programa de tertulia del corazón que aguanta en la parrilla televisiva. El formato de tarde, dividido en Limón y Naranja, lidera con comodidad la sobremesa pese a haber perdido espectadores, curiosamente, desde que Jorge Javier Vázquez se apartó para dedicarse a su obra de teatro y otros compromisos con la cadena. Sin embargo, se espera que vuelva a ponerse al frente de algunas tardes el próximo mes de febrero, cuando su trabajo se lo permita.

La herida más profunda la sufre Sálvame Deluxe por culpa de la nueva temporada de Tu cara me suena. Ya en 2015, el programa de Antena 3 le arrebató el liderato y este año ha vuelto a ocurrir. TCMS es invencible, muestra de ello sus datos de audiencia. El viernes pasado, por poner un ejemplo, lideró como comodidad con un 22,4% frente al 16,8% de del Deluxe y esto ocurre todos los viernes pese a los intentos de Telecinco con sus invitados. Muy criticada fue la entrevista del pasado viernes a Carlos Corradini, padre biológico de Chenoa, mientras su hija se sentaba en la mesa del jurado de TCMS.

El último espacio que ha hecho saltar las alarmas en Mediaset es el programa de citas por excelencia de la televisión, Mujeres y Hombres y Viceversa, en antena desde 2008. Empezó con buen pie, pero con el paso del tiempo su casting se ha hecho evidente. Todos, tanto tronistas como pretendientes, resultan un calco del anterior y si tienen un poco de suerte, su final es el mismo: recorrer España de bolo en bolo en discotecas.

Cómo estará el asunto, que Telecinco se vio obligado a invitar a su presentadora Emma García y a sus nuevos tronistas a la casa de Gran Hermano, en horario de máxima audiencia y en directo, para promocionarlos. Este año, el programa ha perdido 2,3 puntos y más de 150.000 espectadores respecto al pasado y no sólo se nota en la audiencia. La mayoría de las polémicas que genera Myhyv surgen de las quejas de sus jóvenes espectadores cuando interrumpen la emisión del programa para dar cobertura a noticias importantes, como ocurrió con los atentados de Bruselas el pasado marzo.

Críticas desde dentro

Uno de los casos más llamativos es el de Toño Sanchís. El que fuera representante de un buen número de rostros conocidos de Telecinco inició una batalla particular contra la cadena después del trato que dijo haber recibido por parte de Sálvame a raíz de su ruptura profesional con Belén Esteban.

A pesar de lo que le ha dado (aunque también quitado) Telecinco, Sanchís llena su perfil de Twitter con las audiencias televisivas y hace hincapié en la bajada de Telecinco y la superioridad de otros programas de televisión. Y aunque sonaba como posible concursante del próximo Gran Hermano VIP, él lo negó y aseguró que sólo está en negociaciones para incluir a sus representados.


La última en mostrar su disconformidad fue Ylenia Padilla. Esta semana acudió a Myhyv como invitada junto a Raquel y Sofía para enfrentar a las exnovias televisivas y más polémicas de Suso. Pero su enfado fue monumental y acusó al programa de haberla utilizado para subir su audiencia, incluso se mostró arrepentida de haber acudido.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios