Menú
Katy Mikhailova

No es modelo XL; es modelo

Eva María Pérez Llanos, a la que conozco desde hace algunos años, ha sido la primera modelo de talla grande en protagonizar una portada de Interviú.

Katy Mikhailova
0
Eva María Pérez Llanos, a la que conozco desde hace algunos años, ha sido la primera modelo de talla grande en protagonizar una portada de Interviú.

Eva María Pérez Llanos, a la que conozco desde hace algunos años, ha sido la primera mujer en protagonizar una portada de Interviú sin ser unos simples números: 90-60-90. En mi vida he cogido una revista de esas, pero aquella semana fui a un quiosco y la compré. Sabía que era algo diferente y algo único hasta la fecha.

Años lleva luchando para abrirse un hueco en el mercado de la moda. Años llevamos luchando, me incluyo yo, desde la parte de comunicación. Para ser una modelo convencional no encaja, es obvio; para ser modelo de tallas grandes tiene que mantener también, sorprendentemente, un régimen. En su día, aunque no hace tanto, tuvo que bajar al menos 3 tallas para ser modelo de tallas "XL", que de ‘extra large’ poco. Incluso aquí, en el mercado de las curvies, para ser modelo de tallas grandes debes tener una 42 y no te libras del agobio de las dietas. Pero, ¿por qué llamarlas "modelos de tallas grandes" y no "modelos" a secas? Pues ninguna dice "hola. Me llamo Cara Delevingne y soy modelo de tallas pequeñas".

Eva ha vivido la aventura de ser empresaria, especializándose precisamente en ropa para mujeres gruesas, dado que a ella, a día de hoy, por mucha Violeta que saque Mango, le cuesta encontrar ropa elegante y de calidad para sus proporciones, nada exageradas por cierto. Es un poco más que eso que dicen hoy que es una mujer "normal".

Hoy es un ejemplo de superación, de lucha y de belleza. Hace dos semanas apelaba a la naturalidad en el artículo de los pechos, hoy apelo a la armonía, entendida esta como el equilibro en las proporciones de un cuerpo.

Tampoco nos engañemos: no estamos haciendo apología del sobrepeso y de la obesidad. Hacemos hincapié en que la belleza no se esconde tras una talla. Me da mucha rabia ver a niñas agobiadas por coger unos kilitos de más; me da mucha pena que haya personas que no disfruten de la comida. Adoro comer y disfrutar de ello, pero no significa que debemos descuidarnos y no hacer ningún tipo de ejercicio. Del mismo modo que me fascina rendirle culto a la mesa, me apasiona practicar algún que otro deporte. La belleza es, en suma, salud, tanto mental como física.

No sé si Interviú ha sacado lo mejor de ella en las fotografías, soy más defensora del desnudo artístico y el autor de las instantáneas no me ha transmitido lo que yo sé que Eva puede hacer llegar. Pero tiene mucho mérito luchar por la causa, sea en una revista de esta índole o en otro tipo de medios. Lo importante es llegar dignamente y que la gente escuche y entienda que la extrema delgadez es preocupante y que la belleza no son centímetros ni kilogramos, observados con miedo en una báscula.

Quédense con su nombre, porque Eva María Pérez Llanos está haciendo historia en el mundo de la moda en España. Ella no es una talla, un mero rostro bonito o un maniquí andante para promocionar ropa ancha. Ella es, además de una mujer excepcional, la fuerza y la lucha que trata de superar los complejos que ha recreado nuestra sociedad occidental en la que el hueso es más bello que la curva. Eva es mujer. Eva es persona. Eva es modelo sin ninguna etiqueta.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios