Menú

Cómo reducir gastos en el hogar

Toma nota a todo lo que puedes hacer para ver ese cambio.

Lucís Fuentes Párraga
0
Cómo reducir gastos en el hogar
Cómo reducir gastos en el hogar | Pixabay

Por mucho que la economía haya podido mejorar un ahorro en el hogar nunca viene mal. En ocasiones se tratará de simples consejos pero con ellos se podrá ver que hay una gran diferencia a final de mes. Nos referimos desde a trucos de limpieza, pasando por el ahorro de energía o cómo conducir de la manera más eficiente hasta conseguir disfrutar de unas estupendas vacaciones sin tener que gastar ni un céntimo de más. Toma nota a todo lo que puedes hacer para ver ese cambio.

  • Uso de los electrodomésticos. Como puede ser el lavavajillas o la lavadora. Es cierto que han supuesto un gran avance y quienes se dedican a estas labores lo saben bien pero pueden suponer un importante gasto si no se emplean como deben. Por norma general contarán con una carga máxima (que no debe excederse en ningún caso para evitar un mal funcionamiento o que terminen por estropearse) pero, en la misma línea, habrá que tratar de aprovechar al máximo todo lo que ofrecen cada vez que se usen para ahorrar tanto en agua como en electricidad. Además, si se echa un vistazo a la factura de la luz se podrá ver que en cada tarifa se suele incluir un horario más económico (que suele ser por la tarde-noche). En la medida de lo posible, es mejor usar los electrodomésticos en ese momento.

  • Stand by. Esa pequeña luz que tenemos todos en el hogar en casi todos los elementos de electrónica (tales como la misma televisión) también consumen. De hecho, se calcula que suponen hasta un 10% del consumo total y, por tanto, del gasto de la factura así que el desconectar todo lo que se pueda acabará por resultar en un ahorro significativo.

  • Conducir de una manera eficiente. Dejando de lado la parte del medio ambiente que se ve afectada y que es muy relevante hay que tener en cuenta que si se conduce de una manera eficiente se gastará menos, tanto en gasolina como en otros tantos elementos tales como los mismos frenos (lo que se apreciará más en el largo plazo). Hay que tener en cuenta que, sobre todo en las grandes ciudades, se cuenta con una amplia oferta en lo que a medios de transporte se refiere por lo que suele ser conveniente usarlos, máxime si se trata de moverse por las zonas más céntricas.

  • Comprar lo que de verdad se necesita. Vivimos rodeados por una sociedad de consumo que nos incita a comprar incluso cuando no es necesario. Hasta cuando se trata de ir al supermercado lo más recomendable es siempre llevar una lista con todo lo que, de verdad, se requiere. Todo lo que no esté en ella, deberá ignorarse. Y algo que también funciona muy bien es no acudir a un mercado con el estómago vacío porque entonces casi todo se antojará apetecible y el gasto aumentará.

  • Ahorrar dinero viajando. Aunque parezca imposible no lo es lo único que hay que tratar de hacer, es ser algo prevenido para poder dar con las mejores ofertas posibles. Si se puede viajar fuera de temporadas altas, mejor y, en cuanto al alojamiento (ya que suelen ser los dos principales focos donde más dinero se gasta al viajar) a ser posible acudir a casas de familiares o amigos o a lugares donde se permita cocinar para que las comidas fuera tan sólo seas opcionales.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco