Menú
Katy Mikhailova

¡Maldito karma!

Loewe ha sacado una americana  y un pantalón con un diseño que se asocia con los uniformes de los Campos de Concentración.

Katy Mikhailova
0
Loewe ha sacado una americana  y un pantalón con un diseño que se asocia con los uniformes de los Campos de Concentración.
La comparación de la polémica | Loewe

¡La polémica de la semana son las insufribles y exageradas mangas de Zara, el conjunto de Loewe por un módico precio de 1.600 euros que recuerda a los uniformes de los campos de concentración y el Black-Friday que ya aburre a las vacas, mientras EasyJet ha tratado de reinventar el ‘viernes negro’ con el eslogan "menos ropa y más Europa". Eslogan que yo completaría afirmando "más precio y menos desprecio", dado que las condiciones de vuelo son bastante desafortunadas.

Y es que parece que no aprendemos nada. No sé si es la ironía del destino o el maldito karma que no se destruye pero se transforma. Y es que lo de Loewe es un error garrafal que ya ha cometido años atrás Zara. Corría agosto de 2014, cuando la firma del gigante Inditex lanzaba al mercado una camiseta para niños con rayas azul marinas (horizontales, ¡ojo al dato!) y una estrella amarilla en el lado derecho. Estrella de David. Y todo ello recordaba al uniforme del Holocausto. El ‘mundo Twitter’ e Instagram sentenciaba la prenda asegurando que era un desafortunado (por suavizar las palabras) homenaje al Holocausto. Y ante la presión mediática, Inditex pedía disculpas y retiraba la camiseta.

La historia se repite. Es cíclica, y la moda vuelve: en esta ocasión de manera mucho más evidente. Y desde Loewe sacan una americana y un pantalón, con un diseño bastante aburrido (lo de las rayas ya fue tendencia en 2013), que se asocia con los uniformes de los Campos de Concentración.

Otros baches en el mundo moda hemos vivido este año, como la polémica de Burberry que retiró una chaqueta por tener una especie de soga acoplada al cuello, o la sudadera con el eslogan ‘coolest monkey in the jungle’ de Benetton que llevó un niño negro en una campaña de la marca. ¿Incitación al suicidio, lo primero? ¿Racismo encubierto en lo segundo? Lo que está claro es que son deslices muy inoportunos, porque, con lógica o no, de sobra sabemos cómo la sociedad occidental va a sentenciar a la mínima cualquier indicio de ofensa. Por lo que hay que ir siempre un paso más allá de la prenda, y anticiparse a la polémica (si es que la marca no se nutra de la misma).

Ni Loewe ni Zara ni Burberry ni Benetton viven del escándalo. Por lo que Loewe ha retirado esta semana el producto y se ha disculpado. A estas polémicas más serias, se suman otras bastante frívolas como las folclóricas mangas de Zara, tan ideales para la Feria de Abril y tan inoportunas para una sociedad conservadora y aburrida en su día a día laboral. Por mucho que la moda invente y se reinvente, a diario vestimos de negro-marrón-gris-azul, con discreción, e intentando llamar la atención lo menos posible. Así que las chaquetas de Zara, aun siendo un éxito en las ventas, son un fracaso en la práctica cotidiana. ¡Nadie va a acudir al despacho o a la redacción con semejante amapola en las hombreras! Pero todas tendremos escondido en el fondo de armario algo muy similar.

Lo del eslogan de la compañía low cost de vuelos me parece tremendamente cachondo. No sé si es para enfadarse. En algún sentido puede que tengan razón, puesto que parece que el Black-Friday inunda la industria de la belleza, la moda y, sobre todo, los bienes materiales. Los inmateriales, como lo de viajar y esas cosas, a simple vista cobra menos relevancia, pero no por ello deba ser inexistente: Renfe lo ha petado. Black o white, lo que está claro es que estamos irritados, sensibles y cualquier cosa ya nos molesta. Los que más protestan son los que menos aportan. Los que más lloran son los que menos se esfuerzan. Y, aunque diga el refrán, quien no llora no mama, si no mamas es porque no le echas perseverancia elegante. ¡Maldito Karma!

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios