Menú

Consejos para descongelar correctamente los alimentos

Congelar y descongelar alimentos es muy habitual. Cómo hacerlo es clave para la salud de la familia. ¿Hay trucos para descongelar correctamente?

Congelar y descongelar alimentos es muy habitual. Cómo hacerlo es clave para la salud de la familia. ¿Hay trucos para descongelar correctamente?
Carne congelada. | Pixabay/CC/Shutterbug75

Los alimentos no siempre se consumen en los días que se compran o días cercanos, a veces es necesario congelarlos ya que no se van a utilizar en un tiempo. A la hora de querer consumir alimentos congelados es clave cómo descongelarlos pero, antes de empezar con la descongelación, hay que tener en cuenta que la parte más importante del proceso, es la congelación. El motivo es que, un congelado inadecuado provoca la aparición de cristales de hielo de gran tamaño, que alteran la estructura de los alimentos y estropean sus propiedades.

Por ello, hay que ser consciente y, cuando se congelan y descongelan alimentos, se ha de intentar alterar las propiedades de los alimentos lo menos posible. Tanto es así que, lo ideal es congelar los alimentos el día en que se compran, ya que cuanto más fresco mejor para mantener la calidad del producto. Además, según las estadísticas, el 48% de las familias no descongelan bien los productos.

Poder congelar alimentos tiene varias ventajas, la principal es detener la proliferación de bacterias durante mucho tiempo, haciendo que se pueda consumir dicho alimento en el futuro sin que suponga un riesgo para la salud. Pero, para poder consumirlo, es necesario someterlo a un proceso de descongelación que, en muchos casos se quiere acelerar lo máximo posible, sin embargo, no todo vale en esta tarea.

La mayoría de las personas suelen sacar los alimentos del congelador y dejarlos fuera por mucho tiempo, hasta que se descongelen por completo. Algo que, aunque solo sea por razones de tiempo, es algo poco eficiente. Pero lo más importante es que esta forma de descongelar alimentos puede ser peligrosa para la salud. ¿Por qué puede ser peligroso descongelar alimentos al aire libre? El problema de descongelar los alimentos al aire libre es que pueden llegar a intoxicar el cuerpo ya que, en su proceso, las bacterias proliferan e incluso pueden encontrar un ambiente perfecto para hacerlo con más rapidez. Por eso, y según la ciencia, hay otra manera óptima para hacerlo.

¿Cuánto tiempo pueden estar los productos en el congelador?

Aunque la actual normativa indica que los congeladores domésticos deben de estar a -18 grados, depende de cada alimento y del tipo de congelador, ya que algunos alimentos requieren más frío que otros. Por ejemplo, la verdura necesita menos que la carne, y el pescado al ser más perecedero, requiere más frío y se aconseja consumirlo pronto.

Además, es de gran ayuda distribuir los alimentos de forma organizada en los cajones, uno para la verdura, el pescado y otro para la carne, lo que impedirá que se entremezclen los olores. En cualquier caso, no resulta conveniente mantener los alimentos más de tres meses en el congelador para evitar su deterioro y es importante también aplicar el principio de consumir antes lo primero que entra.

Pasos para descongelar los alimentos de forma segura

La paciencia es clave a la hora de descongelar alimentos, el motivo es que lo más adecuado es que se haga de forma lenta, para que así la carne, verdura, etc., puedan estar totalmente aptas para el consumo posterior. Lo único que hay que hacer es lo siguiente:

  • Sacar doce horas antes los alimentos del congelador.
  • Ponerlos en la nevera para evitar un contraste tan drástico de temperaturas.
  • Lo recomendable es dejarlo en una de las bandejas de abajo y esperar doce horas antes de cocinarlos.

Consejos esenciales para descongelar correctamente los alimentos

  • Descongelación en el refrigerador: Esta es la forma más segura de descongelar cualquier tipo de alimento. Basta con colocar el alimento congelado en el refrigerador, permitiendo que se descongele lentamente. Este método requiere planificación, ya que puede tardar desde unas horas hasta un día entero, dependiendo del tamaño del alimento. Sin embargo, es el método más seguro, ya que mantiene el alimento a una temperatura constante y segura, evitando la proliferación de bacterias.
  • Descongelación en agua fría: Para una descongelación más rápida, se puede utilizar el método de agua fría. Es tan sencilla como colocar el alimento congelado en una bolsa hermética y sumergirlo en agua fría. Es importante cambiar el agua cada 30 minutos para asegurar que se mantenga fría. Aunque este método es más rápido que la descongelación en el refrigerador, requiere más atención para evitar que el agua penetre en el alimento y para mantener el agua siempre fría.
  • Descongelación en el microondas: Si se tiene mucha prisa, el microondas es una opción para descongelar rápidamente. Basta con observar que la mayoría de los microondas tienen una función de descongelación que reduce la potencia para descongelar el alimento sin cocinarlo. Sin embargo, es importante cocinar inmediatamente el alimento después de descongelarlo en el microondas, ya que algunas partes pueden comenzar a cocinarse durante el proceso, creando un ambiente propicio para el crecimiento bacteriano.
  • Cocinar sin descongelar: Algunos alimentos, como verduras congeladas o ciertos cortes de carne, pueden cocinarse directamente desde su estado congelado.

Zona de peligro para los alimentos

Las bacterias crecen en temperaturas que oscilan entre los 4ºC y los 65ºC, no resistiendo a frío ni calor extremos. Cuando un alimento se descongela a una temperatura comprendida entre estos valores, se denomina como "zona de peligro" en términos de seguridad alimentaria.

Es importante evitar que los alimentos estén en esta "zona de peligro" el menor tiempo posible. Incluso cuando se descongela en refrigeradores, se recomienda que este ciclo sea corto, utilizando el alimento inmediatamente tras su descongelación.

Consejos para descongelar alimentos

  • Tener las manos y los utensilios limpios cuando se manipulen alimentos, por ejemplo, al dividir trozos grandes de alimentos en trozos más pequeños.
  • Antes de descongelar, romper los bloques grandes de pescado, gambas o bayas congelados dentro del envase.
  • Descongelar solo la cantidad necesaria de alimentos y mantener el resto congelado.
  • En la nevera conviene colocar el envase de la carne, el pescado o el marisco, sobre un plato o bandeja para que el líquido que se desprenda no contamine otros alimentos.
  • En el microondas: es mejor descongelar el alimento en pequeñas porciones, parando de vez en cuando y removiendo el contenido. De esta forma se facilita la descongelación uniforme y se evita que se caliente el exterior y permanezca congelado el interior del alimento. Además, conviene cocinar inmediatamente estos alimentos, ya que alguna parte ha podido comenzar a cocerse.
  • Descongelar las verduras y las frutas bajo el agua corriente fría, preferiblemente en el envase original.
  • Leer siempre el modo de conservación del alimento recomendado por el fabricante: hay ciertos alimentos, como las verduras troceadas que se venden congeladas, que pueden cocinarse directamente sin descongelar.

En Chic

    0
    comentarios