Menú

La lenta adopción de Windows 8 hace saltar las alarmas en Microsoft

La tasa de adopción del sistema operativo a dos semanas de su lanzamiento es sido cinco veces menor a la de su predecesor, Windows 7.

La tasa de adopción del sistema operativo a dos semanas de su lanzamiento es sido cinco veces menor a la de su predecesor, Windows 7.

Dos semanas antes de que la versión definitiva de Windows 8 esté disponible, solo el 0,33 por ciento de todos los equipos que ejecutan el sistema operativo (SO) de Microsoft tiene instalada alguna de las versiones preliminares de Windows 8. En el caso de Windows 7, el número de equipos actualizados suponía el 1,64 por ciento a estas alturas.

Windows 8 pretende ser la revolución del sistema operativo de Microsoft y abrir el mercado hacia nuevos dispositivos. La posibilidad de interactuar con esta versión mediante un ratón y un teclado -en el caso de los PC- o simplemente con los dedos gracias a su interfaz táctil, pensado para tablets, dispositivos híbridos u ordenadores todo-en-uno táctiles amplía la experiencia Windows y lo convierte en uno de los sistemas más interesantes del mercado.

La versión final de Windows 8 verá la luz el próximo 26 de octubre y hasta el momento los usuarios han podido disfrutar de versiones preliminares. La versión Consumer Preview, que se lanzó en el Mobile World Congress de Barcelona el pasado mes de febrero, batió un nuevo récord para la compañía ya que en las primeras 24 horas que estuvo disponible contó con más de un millón de descargas.

Según informa Europa Press, Microsoft lanzó el pasado mes de junio la versión Release Preview, la fase final de desarrollo de Windows 8 antes de pasar a fabricación. Windows 8 Release Preview incluye nuevas aplicaciones de Microsoft y otros desarrolladores. Entre las más destacadas cabe mencionar Bing Travel, Noticias y Deportes, y también las aplicaciones Juegos y Music Xbox que se integran con Zune Pass.

Sin embargo, un nuevo análisis realizado por Net Applications, y recogido por Computer World, deja entrever que muchos usuarios descargaron Windows 8 a modo de prueba y después volvieron a instalar en sus equipos versiones anteriores de Windows hasta que la versión final de Windows 8 esté disponible. Según el análisis, solo el 0,33 por ciento de los ordenadores con Windows tiene instalada una de estas versiones preliminares de Windows 8.

El estudio compara esta acogida de Windows 8 con la versión anterior, Windows 7. Según Net Applications, a finales de septiembre de 2009, en el mismo periodo de tiempo, Windows 7 representaba el 1,64 por ciento de todos los PC con SO Windows.

De hecho, la cuota de mercado en septiembre de ordenadores Windows con Windows 8 era idéntica a la cuota de Windows 7, seis meses antes del lanzamiento de ese sistema operativo, cuando los usuarios habían tenido la beta durante unos tres meses pero aún no estaba disponible la versión final y el código estaba mucho menos definido.

¿A qué se debe esto?

Esta penetración más baja que la de Windows 8 ha hecho saltar las alarmas de que el próximo sistema operativo de Microsoft sea un fracaso como lo fue Vista. Sin embargo, la lectura puede ser otra. Precisamente, Windows Vista fue una versión tan increíblemente criticada, que daba tantos problemas de uso y compatibilidad, que los usuarios estaban impacientes por la llegada de su sucesor.

De esta forma, Windows 7 fue un éxito inmediato y millones de usuarios se apresuraron a sustituir el sistema operativo en su equipo, aunque ni siquiera se tratase de una versión final. En el caso de Windows 8, la percepción general del público no está siendo mala, pero tampoco hay quejas sobre la anterior.

En otras palabras: al margen de las ganas que tengan los usuarios de Windows 8, no tienen prisa por deshacerse de Windows 7 como la tuvieron en su día de huir de Windows Vista.

 

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso