Menú

Las dificultades de Google para enseñar a tocar el ‘pito’

El gigante tecnológico sigue con sus pruebas en los coches autónomos y esta vez se ha centrado en el uso del claxon.

0
Las dificultades de Google para enseñar a tocar el ‘pito’
El coche autónomo de Google | Google

La compañía de Mountain View sigue innovando en sus coches autónomos y en el último informe de mayo dan cuenta de que han estado probando el claxon de los automóviles.

Desde Google cuentan que "queremos que nuestros coches sean educados, considerados y solo toquen el claxon cuando haga que conducir sea más seguro para todos". Esto no es fácil porque durante un trayecto se pueden producir situaciones imprevistas y complicadas que pueden generar falsos pitidos.

El gigante tecnológico quiere que sus coches autónomos recurran al claxon de forma automática cuando crea que los otros conductores no se han dado cuenta de su presencia y que haya peligro de accidente o atropello. Explican que "nuestro software de autoconducción está diseñado para reconocer cuándo tocar la bocina puede ayudar a avisar a otros conductores de la presencia del vehículo".

Durante las pruebas el sonido del pito se escuchaba solo dentro del coche y por la persona que iba dentro para comprobar si había sonado de forma adecuada o atendía a una falsa alarma. Una vez mejorado el algoritmo, se comenzó a emitir el sonido al exterior. Google también ha creado diferentes sonidos para diferentes situaciones: pitidos cortos para situaciones amistosas y largos o con volumen alto para casos en los que haya peligro real.

Además, han añadido otro tipo de sonidos artificiales porque "peatones y ciclistas confían a menudo en el sonido para alertarles de un coche cerca, especialmente si están a punto de cruzar la calle o si están cambiando de carril". Por eso han creado sonidos que "imitan las características del sonido de los coches tradicionales" como cuando un coche acelera o frena.

Temas

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios