Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

¿Qué me compro: Xbox One o PlayStation 4?

A finales de este mes de noviembre saldrá a la venta en España la nueva generación de consolas de Microsoft y Sony.

Antonio Poveda /
31

Más allá de las pruebas que puedan hacer los especialistas sobre la distinta potencia gráfica de una u otra, la Xbox One y la PlayStation 4 tienen otras diferencias que seguramente importen más a la hora de decidirnos por cuál comprar. La primera es el precio, y es que la PS4 cuesta 399 euros por los 499 de la Xbox. Sin embargo, hay truco, y es que la Xbox One incluye Kinect en el precio. Además, si se reserva antes del lanzamiento el pack Day One Edition tendremos por el mismo precio Fifa 14 o Forza Motorsport 5 en descarga digital. Los packs con juego incluido para la PS4 están a 429 euros y no incluyen su alternativa a Kinect, la PlayStation Camera.

Precisamente es la cámara de la PS4 una de las diferencias fundamentales entre ambas consolas. La PlayStation Camera está a años luz de la Kinect2. Mientras que la cámara de Sony servirá para poco más que juegos de realidad aumentada y reconocimiento de voz (o eso es lo único presentado por el momento), la cámara de Microsoft amplia su calidad frente a su predecesora. Ahora tendrá un ángulo más amplio de captura, e incluso podrá detectar los objetos con luces bajas, gracias a Active IR, una tecnología capaz de funcionar en completa oscuridad. Además, la PlayStation Camera se vende como accesorio por 49 euros, de modo que los juegos que se hagan para ella serán muchos menos, al no poder contar con su presencia. En cambio, todos los juegos que se hagan para Xbox One podrán tener en cuenta la presencia de Kinect, lo que garantiza que se empleará mucho más.

Además, Kinect podría abrir en el futuro la puerta a juegos y aplicaciones muy distintos. Por ejemplo, Microsoft asegura que es capaz de detectar desde la distancia la frecuencia cardíaca del jugador, una capacidad que podrá ser utilizada en aplicaciones de salud y deportivas. Según la portavoz de Xbox One en España, Lidia Pitzalis, Kinect tiene el potencial de detectar el aburrimiento, el despiste o el enfado de un jugador, indicadores que ayudarán en el futuro a la consola a llamar la atención o ayudar al usuario.

Juegos

La mala noticia es que ninguna de las dos consolas permitirá jugar con videojuegos de la generación anterior, de modo que si tenemos una gran biblioteca deberemos conservar la consola antigua para poder jugar. No obstante, Sony ha prometido que en 2014 se podrá jugar con títulos de la PS3 en su nueva consola por streaming mediante la plataforma Gaikai. Sin embargo, no ha ofrecido más datos hasta el momento, así que no sabemos aún si disponer de juegos ya comprados servirá para algo ni el precio que tendrá el servicio.

Xbox One llegará a España este 22 de noviembre y PlayStation 4 el día 29. Ambas consolas tendrán algunos juegos exclusivos, pero aquí hay que reconocer que los de Microsoft se llevan el gato al agua. La máquina de Sony tendrá Killzone Shadow Fall (acción en primera persona), que podrá comprarse con la consola en un pack, Knack (plataformas) y The Playroom, un juego de realidad aumentada para la PlayStation Camera. Por su parte, Xbox One contará con las nuevas entregas de las franquicias Killer Instinct (peleas), Dead Rising (survival horror) y Forza Motorsport (coches), además de lo nuevo de los creadores de Crisys, Ryse: Son of Rome (acción en tercera persona), y Crimson Dragon (rail shooter).

La primera consola de esta generación, la Nintendo Wii U, ha puesto de moda el uso de una segunda pantalla. Ni Sony ni Microsoft han creado un mando específico con pantalla ni incluyen de serie nada que se le parezca, de modo que pocos juegos contarán con ella como elemento esencial. Ambas consolas permiten, eso sí, la comunicación con otros aparatos para que ejerzan esa función. Las dos consolas podrán ser controladas desde tabletas y móviles, aunque aquí Microsoft gana la partida al incluir compatibilidad con los ordenadores equipados con Windows 8, pero sólo la PS4 permitirá jugar desde la segunda pantalla liberando la tele para otros usos, ya sea con la consola portátil PS Vita, que podrá usarse también de mando, o con cualquier dispositivo iOS y Android.

Multimedia

Microsoft ha echado el resto para convertir su consola no sólo en un aparato con el que jugar, sino en el centro de ocio del salón. Controlable por voz y gestos gracias a Kinect, dispone de una entrada HDMI para poder ver la televisión digital y acceder a contenidos almacenados en otros dispositivos de la casa mediante DLNA, de modo que sólo tengamos que usar Xbox para todo. Eso sí, si queremos ver la TDT, necesitaremos un decodificador externo, que al principio estaban muy de moda pero ya no tiene casi nadie.

Ambas consolas tienen lector de discos Blu-ray, pero hará falta actualizar la PS4 nada más instalarla para poder ver películas con ella. Como curiosidad, Xbox One permitirá reproducir contenido a resolución 4K pero no en 3D, mientras que PS4 permitirá el 3D, pero no el 4K. Tanto Microsoft como Sony afirman que serán compatibles con ambas cosas con el tiempo. Una de las carencias más llamativas de la PS4 en este terreno es que en principio no será capaz de reproducir ficheros MP3 ni CDs de audio, posiblemente para forzar a sus usuarios a pasar por caja y pagar por Music Unlimited, el servicio musical de pago de Sony. No obstante, la empresa japonesa ha asegurado que se añadirá ese soporte más adelante.

En definitiva, ¿cuál comprar? Dependerá, naturalmente, del gusto de cada uno, pero dada la diferencia de precio y que al parecer la PS4 es algo más potente que la Xbox One, además de más barata, parece que la balanza se inclina a su favor si sólo queremos la consola para jugar. Pero si queremos utilizarla también para ver películas o la televisión, todo desde el mismo lugar, seguramente merezca la pena pagar algo más por la Xbox.

En Tecnociencia

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: 'Gobierno Sánchez: Iglesias, Vivienda; Puigdemont, Exteriores; Ternera, Interior; Cañamero, Trabajo; Ibarreche, Autonomías; Roures, Propaganda'
    2. Luis Miguel, su madre desaparecida y las orgías que montaba el padre
    3. Una turba amarilla acosa al hombre que quería profanar el "cementerio" separatista de Mataró
    4. Golpe a Iglesias: más de un 30% de los que han votado en la consulta pide su dimisión
    5. Paula Echevarría, sin maquillar y casi irreconocible, enfada a sus fans
    0
    comentarios

    Servicios