Menú

Scarlett Johansson denuncia que OpenAI utilizó su voz sin su permiso para el nuevo ChatGPT

Scarlett Johansson denuncia que OpenAI utilizó su voz tras haber negado ella su consentimiento.

Scarlett Johansson denuncia que OpenAI utilizó su voz tras haber negado ella su consentimiento.
Scarlett Johansson | Cordon Press

Un sorprendente comunicado oficial de Scarlett Johansson sobre ChatGPT sugiere un inquietante plagio. Un plagio de su tono de voz, que la compañía OpenAI habría tomado sin aprobación suya para el sistema de inteligencia artificial.

La referencia cinematográfica es clara: Johansson interpretó a una inteligencia artificial en la película Her, donde su "personaje" y el de Joaquin Phoenix vivían lo que podría definirse como una particular relación amorosa, más por parte de él que de "ella". A Johansson nunca se le veía el rostro en la película.

Sam Altman, director ejecutivo de OpenAI, desde luego vio la película. Y pidió a la Viuda Negra de Marvel que aportará su voz al proyecto, a lo que la actriz se negó.

"El pasado septiembre recibí una oferta de Sam Altman, que quería contratarme para poner voz al actual sistema ChatGPT 4.0. Me dijo que creía que si yo ponía voz al sistema, podría tender un puente entre las empresas tecnológicas y los creadores y ayudar a los consumidores a sentirse cómodos con el cambio sísmico entre los humanos y la inteligencia artificial", dice el comunicado.

"Tras pensarlo mucho y por motivos personales, decliné la oferta. Nueve meses después mis amigos, familia y el público notaron lo mucho que se parecía a mí el nuevo sistema Sky", sigue explicando.

Tras millones de dólares invertidos en la inteligencia artificial, Altman había robado la voz de Johansson. Un robo a la antigua usanza, y cometido a la vista de todos. Tal y como expone la propia Johansson, Altman tuiteó el título de la película para presentar su nuevo producto: "Incluso insinuó que el parecido era intencionado, tuiteando una sola palabra 'her', una referencia a la película".

El posible despecho de Altman enfada a la actriz. "Cuando escuché la demostración, me quedé estupefacta, furiosa e incrédula de que el Sr. Altman buscara una voz que sonaba tan extrañamente parecida a la mía que ni mis amigos más cercanos ni los medios de comunicación podían notar la diferencia".

Es más, según denuncia Johansson, solo dos días antes de la presentación de Sky, Altman volvió a pedirle que reconsiderara su participación. La protagonista de Lost in translation pide una legislación adecuada para esta nueva falsificación, ahora auditiva, en tiempos de deepfakes y manipulaciones dependientes de la IA.

El resultado es, de momento, una pausa en el desarrollo de la voz de Sky, cuya voz ha sido retirada del proyecto. OpenAI asegura no haber copiado la voz de la actriz, sino que han utilizado una actriz profesional que, junto a otros cuatro profesionales, utiliza su propia voz. Su nombre, de momento, se lo reservan. El proyecto, por supuesto, sigue adelante.

Temas

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro