Menú

Sánchez Dragó: "Sin libertad no hay elixir de la eterna juventud que valga"

El escritor ha presentado su último libro Shangri-la (Planeta) en Es la mañana de Federico.

Libertad Digital
0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Hablemos de Sexo: El elixir de Sánchez Dragó Es la Mañana de Federico

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Hablemos de Sexo: El elixir de Sánchez Dragó" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
Fernando Sánchez Dragó, en esRadio. | D.A./esRadio

"Se nace joven y se muere joven. Se nace viejo y se muere viejo", con esta premisa se presenta Shangri-la: el elixir de la eterna juventud (Planeta), el último libro de Fernando Sánchez Dragó en el que habla de reducir, ralentizar o incluso evitar todas o algunas de las fases del proceso de envejecimiento. "Yo no hablo de inmortalidad, estaría loco", ha dicho el autor en Es la mañana de Federico.

Dragó asegura en su libro que la juventud se basa en tres grandes parámetros: "La genética, es un don pero se puede cuidar y potenciar; un determinado estilo de vida, que hace falta de voluntad para llevarlo y el carácter, cómo encaras tú la existencia. Y ya está. Eternamente joven", ha explicado en esRadio.

"No hay que ser integrista de nada", insiste Dragó. "Sin libertad no hay elixir de la eterna juventud que valga porque la juventud es libertad. Por mucho que la carne roja te llene las venas de colesterol, si te apetece comerte un chuletón de buey, tómatelo. Eso va a ser bueno para tu salud porque estás aplicando el viejo principio 'haz lo que quieras'".

A sus ochenta años, presume de llevar una vida muy ordenada. "Escribo o leo diez o doce horas al día los 365 días del año, 366 los bisiestos. Me levanto a las 5:30 de la mañana y me acuesto a las 21:30", confiesa.

Shangri-la: el elixir de la eterna juventud enumera diferentes pautas para cuidarse, entre ellas, el no consumo de leche. "Mi libro es un libro de escritor, hay literatura, hay exageración, hipérbole e imaginación, pero hay cosas rigurosamente ciertas y cuando hablo de estudios sobre la leche son rigurosamente científicos. Las mujeres toman leche por miedo a la osteoporosis y creen que el calcio va a los huesos, pero es mentira. Ese calcio, para empezar, no lo metaboliza el organismo. ¿Sabes lo que te venden? ¿Sabes la vida que llevan las vacas? ¡Añaden orina de vaca a la leche!", asegura con rotundidad Dragó.

El escritor asegura que la gente buena vive más y mejor. "Tener la conciencia tranquila –dice– forma parte de la buena salud. Si tú por las noches te miras en el espejo y te das cuenta de que eres un cabrón y de que te has pasado el día haciendo cabronadas al prójimo, e incluso a ti mismo, evidentemente va a ir socavando tu salud".

Sánchez Dragó quiere compartir su filosofía de vida con los lectores y entre los consejos para mantenerse joven sugiere no saltarse ninguna cita con el urólogo. "Fui al urólogo hace unos días y al terminar –cuenta Dragó– me dijo '¡Qué maravilla de próstata!' Decía que nunca había visto una próstata así y tengo 80 años". ¿El secreto? La testosterona.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation