Menú

Javier Cercas: "Lo que sucedió en 2017 partió a los Mossos como partió a Cataluña entera"

El escritor ha recibido el Premio Planeta 2019 con Terra alta, "que no habla de la crisis catalana, pero que no hubiera sido escrita sin la crisis".

0
El escritor ha recibido el Premio Planeta 2019 con Terra alta, "que no habla de la crisis catalana, pero que no hubiera sido escrita sin la crisis".
Javier Cercas, escritor ganador del Premio Planeta 2019 | EFE

Tras haber podido dormir tan solo dos horas, Javier Cercas (Ibahernando, Cáceres, 1962) comenzaba el día encadenando entrevistas con la prensa. "Estoy tan fresco y poco lúcido como siempre", bromea, feliz por ese Premio Planeta 2019 culpable de su noche en vela.

Terra alta es el comienzo de un nuevo ciclo y "el lector lo va a ver inmediatamente", dice Cercas. El extremeño se presentó a este certamen literario por "azar y necesidad". "El libro anterior había sido el libro que había querido escribir siempre, una obsesión desde niño, y una vez escrito pensé que hasta ahí había llegado. Podría seguir escribiendo libros pero serían libros en los que me imitaría a mí mismo. Eso es lo peor que le puede pasar a un escritor", cuenta a Libertad Digital. Gracias a esta obra se siente "joven, con nuevas preocupaciones y contento", repite entusiasmado.

El autor extremeño, Premio Nacional 2010, lleva años publicando con la editorial Penguin Random House. "No sé con qué editorial publicaré el siguiente", avisa. "El Planeta es un premio comercial, todos lo son. Cuando te dan los premios son maravillosos; cuando no, son tongos. Si el libro está bien o no lo tendrán que decir los lectores".

Cercas presume de huir de los libros que solo cuentan banalidades. "Sueño con libros fáciles de leer y difíciles de entender". Su apuesta ha sido por la novela policiaca, algo que, sostiene, no dista de sus anteriores novelas pues "siempre ha habido alguien que investiga un enigma". En este caso, el investigador es un policía. "No existen los géneros menores o mayores, solo formas mayores o menores de usar los géneros". No quiere adelantar mucho de la trama –más bien nada por miedo al spoiler–. "Es un libro distinto –resume– en el que he hecho un esfuerzo extra por seguir siendo el mismo". Cercas se ha puesto a prueba a sí mismo porque "un escritor que no corre riesgos no es un escritor, es un escribano".

El "shock" del otoño de 2017

Este Terra alta, que será publicado a principios de noviembre, nace de una "angustia, un estado de ánimo". "No es un libro que hable de la crisis catalana, pero sin la crisis catalana yo no lo hubiera visto. En particular, de lo que ocurrió en el otoño de 2017, que para mí y para millones de personas fue un shock. Unos lo reconocerán más y otros menos. Nunca creímos que se llegaría una situación como esa, fue una situación extrema. Todo eso ha afectado a la escritura de este libro, sobre las cosas que yo vi y experimenté, y no necesariamente de carácter político aunque fueron resultado de la situación política, eso está en el libro".

Por lo tanto, no es como Anatomía de un instante en el que Cercas abordó la Transición a partir de sus protagonistas reales, sino que el procés y la ruptura que vive Cataluña subyace en estas páginas de manera más sutil. "La situación te afecta de manera personal, en la relación con el resto de personas, eso tenía que salir. Si eres un escritor de verdad, eso aflora. El lector no tiene por qué verlo".

La novela se sustenta sobre varios conceptos, como el de "traición", aunque el tema fundamental es los límites de la justicia. El protagonista, con el que no tiene nada que ver pero por el que siente "una simpatía inmensa", es un chaval "ferozmente sediento de justicia". "El libro se pregunta en qué punto la justicia absoluta puede ser la más absoluta de las injusticias. Una cosa buena llevada al extremo se convierte en mala y la justicia no es una excepción. Esas preguntas que yo me he hecho en el libro nunca las hubiera hecho sin esas experiencias personales", explica.

Para esta novela, Cercas se ha documentado sobre el funcionamiento de los Mossos, un cuerpo que llegó a estar cuestionado con la crisis catalana. "Son policías, así de fácil. Algunos incluso han leído el libro para que fuese veraz. En los policías hay de todo. Hay Mossos que han sufrido enormemente por las circunstancias. Hoy es distinto, pero les colocaron en una situación muy difícil. Yo tengo mis ideas políticas y mis ideas sobre este asunto, pero lo que he visto es gente muy profesional que quiere hacer su trabajo y que se han visto en situaciones entre la espada y la pared. Por supuesto, hay de todo. Lo que sucedió en 2017 los partió, como partió a Cataluña entera".

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation