Menú

No a la casta, sí a los castizos

En la sala pequeña del Español unas centenarias, un enterrador o dos futbolistas contarán su propia historia. Un homenaje a los ciudadanos "veraces".

0
En la sala pequeña del Español unas centenarias, un enterrador o dos futbolistas contarán su propia historia. Un homenaje a los ciudadanos "veraces".
Presentación en el Teatro Español 'Voces de Madrid'

Se estrena en el Teatro Español de Madrid que dirige el incansable Juan Carlos Pérez de la Fuente el primer no espectáculo; o el espectáculo ciudadano. Las hazañas, aventuras, los sinsabores, las injusticias, las penas y las alegrías, los protagonistas y antagonistas serán durante una semana, del 15 al 21 de diciembre, gente corriente. Común. De nuestra comunidad. La idea, original del dramaturgo, profesor y director Ignacio García May, ha sido como dar la vuelta a lo que hizo Luigi Pirandello​ con sus Seis personajes en busca de autor. García May se ha volcado en la búsqueda de 10 de personas con su historia ya escrita.

En la sala Pequeña del Teatro Español de Madrid, y con entrada libre hasta completar aforo y agotar tazas de chocolate, que empezarán caldeando las manos navideñas, tres mujeres de más de 100 años, dos exfutbolistas, un enterrador (que esperemos se deje la calavera de Yorick en La Almudena) una científica, Eloísa López, un enfermero urgente aquel 11-M en Madrid, un extranjero (con permiso de Camus), un músico iraní, que consiguió huir de su país con la llegada del ayatolá Jomeini y un periodista, el único conocido, su nombre Luis María (con la manía de ir con traje y corbata a las salas alternativas), todos ellos, contarán durante una hora lo que les salga en ese momento.

García May, que ha bautizado el invento como Voces de Madrid, será el maestro de ceremonias, intentando romper cualquier amenaza de ella. Una pianista, Isabel Arévalo ayudará a destensar cualquier asalto de pudor con canciones que han elegido estos mismos ciudadanos.

El Teatro Español, que en su día fue corral de comedias, se vuelve corrala para conocer "pedazos de vida auténticos y exquisitamente genuinos". Durante la presentación sus ideólogos, como niños con zapatos nuevos, ondeaban su bandera (recordaban al Mosquito de Lorca) "ya está aquí el Teatro Español preñado de curiosidad, necesita oír, mirar, sentir, buscar, escudriñar, experimenta, analizar, y contaminarse de la calle". Abajo las máscaras para dar paso a lo auténtico. "No hay ficción pero hay poesía, es decir, esencia vital". "No vamos a hacer nada espectacular, no va a haber grandes revelaciones, pero sí una reivindicación de la veracidad". Como el primer plano de la Cibeles se ofrecerán "cosas que miramos todos los días pero como no miramos de cerca, no le damos importancia", explicaba Ignacio García May

Cartel del espectáculo

En esta línea, la de estar un ratito "sin ellos", sin la casta que copa silencios, permisos, iniciativas, gradas, micrófonos o plasmas, el Teatro Español da una oportunidad a los castizos, "a la verdad que pasa por los seres humanos sencillos, aquellos que no son políticos, que no roban y no van a los tribunales", comentó Pérez de la Fuente.

Y este especial no es otra cosa que huir de esa "pedantería" que consiste en pensar que la cultura, es una, la que unos deciden y por supuesto que "se escribe en mayúsculas". La profesión, reprochaban García May y Pérez de la Fuente, se ha tomado muy en serio, "ha traicionado este espíritu cívico de teatro con haber transformado nuestro arte en una práctica endogámica que prefiere complacerse a sí misma antes que comunicar con los espectadores".

Para el director del Español, el teatro del siglo XXI tiene que tener "oídos fríos, ojos agudos, sentidos afilados para escudriñar el alma del ser humano". "Una revolución puede empezar por una conversación". Ninguno de los participantes ha cobrado, pero cuánto ganamos cuando escuchamos...

El Español está empeñado en reunirnos y prepara sorpresas para 2015, como resucitar las tertulias de café.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco