Menú

La final de los millones

El duelo de este sábado en el Allianz Arena tiene una audiencia estimada de casi 200 millones de espectadores en todo el mundo.

0
El duelo de este sábado en el Allianz Arena tiene una audiencia estimada de casi 200 millones de espectadores en todo el mundo.

Todo son millones en este mundo tan globalizado. Así queda demostrado con las mastodónticas cifras que arrojan la final de la Liga de Campeones 2011/12. Aunque sobre el césped del Allianz Arena de Múnich no estén el Barcelona y Real Madrid, considerados los dos mejores equipo del mundo, sí van a luchar por el título el Bayern, cuarto club mundial en cuanto a facturación con un volumen de negocio de 321,4 millones de euros, y el Chelsea, sexto con 249,8 millones, según el estudio Football Money League elaborado por Deloitte.

Por otro lado, el Bayern ocupa el sexto lugar en cuanto a los clubes europeos más caros, ya que su plantilla está valorada en 360,5 millones de euros, según datos facilitados por el portal Transfermarket.es.

Además de sorprendente por haber dejado en la cuneta a madridistas y culés, la final de la Champions será también un duelo que enfrenta dos modelos de gestión, como destaca ABC: el rigor alemán, todo estudiado al milímetro, contra el enorme gasto de Roman Abramovich, que año tras año realiza inversiones millonarias en el Chelsea desde que adquiriese el club en 2003.

Según Transfermarket, el valor total de los 25 futbolistas de la plantilla blue rebasa los 381 millones de euros, lo que le convierte en el quinto club más caro del mundo por detrás del FC Barcelona (591 millones), Real Madrid (539), Manchester City (467) y Manchester United (418,5).

Valoración de los futbolistas

En cuanto a los futbolistas, Franck Ribery y Mario Gómez son los jugadores más caros del equipo muniquiés con un valor de 42 millones de euros cada uno, por encima de otras estrellas como Bastian Schweinsteiger (38 millones), Thomas Müller (35), Arjen Robben (32) y el portero Manuel Neuer (30).

En el Chelsea, los jugadores más valorados son dos españoles: Fernando Torres (35 millones), por quien la entidad de Stamford Bridge pagó la friolera de 58 millones de euros en enero de 2011, y Juan Mata (34). Curiosamente, el tercer lugar del podio es para el ghanés Michael Essien (33), un jugador que apenas cuenta para el técnico Roberto Di Matteo y que tampoco dispuso de minutos a las órdenes del anterior entrenador, el portugués André Villas-Boas.

En cuanto al reparto de premios que establece la UEFA, según un comunicado que emitió el pasado 20 de septiembre y publicado por el portal Bolsaclick.com, el equipo que levante la Orejona en Múnich se embolsará un total de 26,7 millones de euros, contabilizando ingresos fijos, variables y derechos televisivos, mientras que el subcampeón obtendrá 23,3 millones.

El reparto del dinero –un total de 888 millones de euros para los 32 clubes participantes, frente a los 626 millones hace tres temporadas– queda desglosado de la siquiente manera: cada participante en la fase de grupos ha ingresado 7,2 millones de euros, independientemente de los resultados que haya obtenido y que es igual para todos los clubes.

Así, resulta cuanto menos llamativo comprobar cómo un equipo como el Villarreal, que acabó último en su grupo por detrás del Bayern, Nápoles y Manchester City, haya ingresado bastante más dinero (7,2 millones) que lo que la UEFA otorgó al Atlético de Madrid y al Athletic de Bilbao, que se embolsaron tres y dos millones de euros por su condición de campeón y subcampeón de la Liga Europa, respectivamente.

Los clubes clasificados para octavos de final de la Champions obstuvieron un extra de 3 millones de euros, los cuartofinalistas 3,3 millones y los semifinalistas, 4,2 millones. El subcampeón se lleva 5,6 millones de euros adicionales, mientras que el ganador de la final tendrá un premio extra de nueve millones.

Además, durante los partidos de la fase de grupos cada victoria se pagaba a 800.000 euros, mientras que por un empate se daban 400.000 euros.

Reparto televisivo

La tarta de derechos de televisión es de 341,1 millones de euros, que se divide por países y valores. Así, cada nación tiene una cantidad asignada del total de derechos de televisión y ésta se reparte entre sus representantes. Además, los clubes tienen ingresos extra en función de que terceros países compren exclusivamente la retransmisión de su encuentro.

En la temporada 2010-2011, el Chelsea fue el club que más dinero ingresó por derechos televisivos con un total de 27 millones de euros.

Respecto a la audiencia, la de la final de 2011 en Wembley entre Barcelona y Manchester United (3-1) fue de 179 millones de espectadores, según datos de la UEFA. Se estima que la de este año puede llegar a picos máximos de 300 millones de personas en 230 países de todo el mundo, según informa el diario La Vanguardia en su edición impresa.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios