Menú

Villas-Boas sigue poniendo palos en las ruedas

La última palabra en el traspaso de Modric la tiene el técnico del Tottenham, que guarda resquemor hacia su antiguo maestro Mourinho.

0

Parece que Luka Modric acabará vistiendo la camiseta del Real Madrid. Es el único deseo del jugador croata, que hace tres semanas se declaró en rebeldía al negarse a entrenar con el Tottenham, lo que le costó una multa de dos semanas de sueldo –cerca de 100.000 euros–.

Pero las aguas han vuelto a su cauce durante este tiempo y, tanto el presidente del club londinense, Daniel Levy, como el técnico André Villas-Boas saben que el talentoso centrocampista croata, que regresó a los terrenos de juego el pasado miércoles durante un amistoso de su selección contra Suiza en Split (2-4), sólo quiere vestir de blanco.

Sin embargo, Villas-Boas, que no mantiene precisamente una buena relación con su antiguo maestro José Mourinho –ambos coincidieron en el Oporto–, sigue empeñando en poner palos en las ruedas y en dificultar el traspaso de Modric al Real Madrid, especialmente mientras siga sin encontrar un sustituto para el balcánico.

En este sentido, dos de los nombres que habían sonado con más fuerza en los últimos días como el portugués Joao Moutinho (Oporto) y el francés Yann M'Vila (Rennes), han dejado de interesar al técnico de los Spurs. "Creo que es muy difícil fichar a Moutinho. El nivel de expectativa (económica) del Oporto es difícil de asumir. Es un club que vende caro pero vende un buen producto. Se enorgullecen de defender ese tipo de actitud", asegura Villas-Boas.

El entrenador luso también ha descartado a M'Vila, aunque reconocía que el galo era una de las opciones que barajaban en White Hart Lane. "Es un jugador interesante, pero no creo que le fichemos. Es un (centrocampista) defensivo y como solución para la marcha de Luka estamos buscando un jugador más creativo. Tuvimos un interés inicial por el jugador, pero ya hemos pasado página", explica.

Así, mientras el Tottenham siga sin encontrarle sustituto, Modric no llegará al Real Madrid, que podría abonar al club londinense unos 32 millones de euros, más otros seis millones en función de objetivos, por los servicios del futbolista.

Los nervios se siguen apoderando del club blanco, que aún no sabe si podrá contar con Modric. Este lunes puede ser el día clave en su fichaje. En caso de cerrarse, el croata estaría enseguida a disposición de Mourinho, su gran valedor, y podría entrar en la lista de convocados para el partido del próximo jueves contra el Barcelona en el Camp Nou, en la ida de la Supercopa de España. Toda una prueba de fuego para un jugador cuyo fichaje sigue haciéndose de rogar.

En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios