Menú

El Barça no se inmuta y destroza al Sevilla

No hay quien pare a este Barcelona. Los azulgrana, con Messi y Puyol en el banquillo, han vuelto a hacer alarde de su fútbol exquisito para golear (4-0) a un Sevilla inoperante y volver a tener una ventaja de seis puntos sobre el Real Madrid.

0
No hay quien pare a este Barcelona. Los azulgrana, con Messi y Puyol en el banquillo, han vuelto a hacer alarde de su fútbol exquisito para golear (4-0) a un Sevilla inoperante y volver a tener una ventaja de seis puntos sobre el Real Madrid.
Samuel Eto'o celebra su gol al Sevilla. EFE

(Libertad Digital) En un momento caliente de la temporada, el Barça ha respondido a lo grande a la presión. Lo ha hecho con un triunfo de prestigio, de esos que no dejan dudas ni de la calidad ni de la ambición del equipo de Pep Guardiola, que ha cuajado otra actuación estelar.

Buena culpa de todo ello ha sido de Andrés Iniesta. Estuvo en todas, en los goles y en las acciones de peligro de su equipo. Clarividente en el pase y certero en el remate. Tenía que jugar en el puesto de Messi, esta vez en el banquillo. El manchego estuvo fabuloso, exquisito en cada toque, como casi siempre, y además marcó. Su gol, en el minuto 2, disipó cualquier atisbo de dudas sobre la presión que el líder de la Liga pudiera tener antes del inicio del encuentro y tras la agónica persecución del Real Madrid. Un toque sutil desde 30 metros del 'crack' de Fuentealbilla para colocar el 1-0.

E Iniesta contagió al resto. Empezó a jugar por la derecha, pero se vio con ganas, se sintió fuerte y la defensa del Sevilla enloqueció. Ufreció una clase de toque y desmarque, de visión y de anticipación a la jugada, una lección que sus compañeros no desaprovecharon. La ansiedad de Eto'o por marcar tuvo su recompensa rebasado el primer cuarto de hora. Una combinación de tiralíneas entre Xavi e Iniesta habilitó al camerunés quien, desde el área pequeña, decidió la suerte del partido, cuando se habían disputado sólo 16 minutos.

El fútbol del Barça no dejó ni rastro de las intenciones del Sevilla. Era el equipo andaluz un juguete en mano del líder de la Liga, que desbordó desde la derecha con Henry, desde la medular con las incorporaciones de Keita y la visión de Xavi, desde cerca del área con el instinto asesino de Eto'o o desde cualquier posición por medio de Iniesta. Detrás, con Piqué a un gran nivel y la buena salida del balón que ofrece Márquez, nadie echó en falta a Puyol, como tampoco en ataque a Messi, que no se había entrenado en la víspera por molestias estomacales y Guardiola lo dejó en el banquillo durante todo el partido. El Barça pudo decidir el partido antes del descanso. Iniesta le puso un balón en el segundo palo a Piqué, que llegó tarde, pero la oportunidades más clara la protagonizó Xavi. De nuevo Iniesta, después de una combinación con Eto'o, le regaló el 3-0, pero el de Terrasa la echó fuera ante la salida de Javi Varas.

Fue generoso el albaceteño, que le dio una nueva oportunidad a Xavi, ya en la segunda mitad. Una combinación, ahora con Eto'o, y un pase atrás a Xavi, que desde fuera del área esta vez sí estuvo certero en el minuto 48 (3-0). La lección de Iniesta duró justo una hora, el tiempo que Guardiola decidió mantener en juego al manchego. Cuando se fue al banquillo, con el público del Camp Nou puesto en pie, su equipo ya había cerrado el partido, ganaba por 4-0, después de que Henry finalizara su enésimo desborde sobre Mosquera, con un tiro cruzado a la red.

El fútbol del Barça no bajó enteros, en cuanto a intensidad, ni cuando Xavi, en el minuto 74 también dejó la escena. Jugó y jugó el equipo azulgrana con la misma intención asesina que si el marcador fuera 0-0, intentó aumentar su cuenta goleadora, que ya alcanza los 92 en 32 partidos, pero sus delanteros, especialmente Eto'o, ya no estuvieron tan acertados. El Barcelona camina con paso seguro y a ritmo de récord. No da opciones y se siente fuerte, justo cuando llega la hora de la verdad. De momento, a seis partidos para el final, mantiene su ventaja de seis puntos sobre el Real Madrid. Una renta que, en cuanto a números, puede ser exigua, y pero que resulta abismal en lo que a calidad se refiere.


Ficha técnica del partido

FC Barcelona, 4: Valdés; Dani Alves, Piqué, Márquez (Sylvinho, m.81), Abidal; Touré Yayá, Xavi (Bojan, m.74), Keita; Iniesta (Hleb, m.60), Henry y Eto'o
Sevilla, 0: Javi Varas; Mosquera (Konko, m.64), Squilacci, Escudé, Fernando Navarro; Romaric, Maresca, Diego Capel, Jesús Navas; Koné (Kanouté, m.46) y Luis Fabiano (Renato, m.55)

Goles: 1-0, m.2: Iniesta; 2-0, m.16: Eto'o; 3-0, m.48: Xavi; 4-0, m.54: Henry
Árbitro: Mejuto González (Colegio asturiano). Mostró tarjeta amarilla a Abidal (m.34) y Dani Alves (m.75), del Barcelona; y a Fernando Navarro (m.41) y Mosquera (m.62), del Sevilla
Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima segunda jornada de la Liga BBVA disputado en el Camp Nou ante 76.386 espectadores. Los jugadores del Barça lucieron en los prolegómenos del encuentro una camiseta con la leyenda: "No más malaria"

 

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios