Menú

Fórmula 1

María de Villota, una vida dedicada al motor

La noticia del fallecimiento de María de Villota, hallada muerta en un hotel de Sevilla, ha conmocionado al automovilismo español.

0

La piloto madrileña María de Villota, hija del ex piloto de Fórmula 1 Emilio de Villota, ha sido encontrada muerta en el Sevilla Congresos de la capital andaluza, donde el próximo lunes iba a presentar su libro La vida es un regalo. El fallecimiento habría sido por causas naturales.

Nacida el 13 de enero de 1980, María estaba considerada como una de las grandes promesas del automovilismo español. Bajo la influencia de su padre y de su hermano Emilio Jr., la madrileña comenzó en el mundo del motor en 1996, en el karting.

Entró en los fórmulas en 2000, en la Fórmula Castrol gracias al patrocinio de Movistar. Después de pasar dos años en esa categoría se fue a competir al Campeonato de España de Fórmula 3 de la mano de su padre.

María de Villota había sido noticia el 4 julio de 2012 tras sufrir un gravísimo accidente, que posteriormente le costó la pérdida del ojo derecho, cuando realizaba pruebas con un monoplaza en un test aerodinámico con la escudería de Fórmula 1 Marussia en el circuito de Duxford (Inglaterra).

Al ver disminuida la capacidad de calcular distancias, le fue imposible volver a participar en la alta competición. Sin embargo, la expiloto evolucionó favorablemente y, poco a poco, fue recuperándose de sus lesiones. Siempre con el optimismo por bandera.

El pasado 28 de julio, María se casó con su novio, el entrenador deportivo Rodrigo García Millán, en Santander, y ahora, casi tres meses después, la muerte le ha llegado en un hotel de Sevilla.

0
comentarios

Servicios