Menú

Copa del Rey

Cristiano da vida a un triste Real Madrid

El portugués establecía el definitivo 2-1 en el minuto 86, después de que Bermejo y Cristian Bustos marcasen para los vigueses.

0
El portugués establecía el definitivo 2-1 en el minuto 86, después de que Bermejo y Cristian Bustos marcasen para los vigueses.
Cristiano Ronaldo pelea por un balón con Hugo Mallo. | Cordon Press

Nueva derrota del Real Madrid, y ya van seis esta temporada. Los blancos han sucumbido (2-1) en Balaídos ante un Celta de Vigo que fue superior durante gran parte del encuentro. Cuando parecía que los celestes iban a acabar este primer asalto de octavos de la Copa con dos tantos de ventaja, apareció la conexión entre Xabi Alonso y Cristiano Ronaldo, en los estertores del partido, para terminar dando vida en la eliminatoria al indolente equipo de José Mourinho, que ha vuelto a mostrar una de las peores caras del curso.

Y eso que el técnico portugués alineó un once de garantías, con Cristiano, Benzema, Pepe o Modric, aunque en el banquillo se quedaron titulares habituales como Sergio Ramos, Casillas y Özil. La principal sorpresa en el equipo fue la presencia de Carvalho en el eje de la zaga. En el Celta, Paco Herrera apostó por su mejor once, con el desequilibrante Iago Aspas en punta, por delante de Mario Bermejo, Park Chu-Young y Krohn-Dehli. Un equipo más que decente en el ataque.

Pronto se fue animando el cuadro celeste y buscando la portería de Adán, aunque tampoco llegaba a inquietarlo en exceso. Al cuarto de hora, Krohn-Dehli protagonizó una buena penetración por la izquierda y le sirvió la pelota a Park, pero el remate del coreano en el segundo palo fue mordido y el balón salió desviado. Cada vez llovía con más intensidad en Balaídos. Y sin duda el agua condicionó tanto el desarrollo del partido como el terreno de juego. Uno de los que más lo sufrió en sus carnes fue Benzema, que a la media hora se lesionó en el tobillo derecho tras pisar mal, teniendo que dejar su puesto en el campo a Callejón. Todo le salía rana al Madrid.

Se vino entonces arriba el Celta, que en la recta final de la primera parte apretó para poner en jaque a su rival. Especialmente con la velocidad de Iago Aspas. Y así llegaban los celestes cada vez con más peligro a la portería madridista. Después de un remate de Cristiano desde la frontal que Sergio Álvarez acertó a atajar sin problemas, Park llevó zozobra al portal blanco con un remate en el segundo palo, tras preciso centro de Aspas desde la derecha, que Pepe acabó salvando in extremis. El propio delantero coreano volvería a avisar instantes después, pocos segundos antes del descanso, con un remate de cabeza a la salida de un córner que salió desviado. El descanso le vino de perlas a un Real Madrid que sufría horrores ante un buen Celta.

Más de lo mismo en el inicio de la segunda mitad, con el equipo vigués apretando las tuercas a un adversario que para entonces ya contaba en el campo con Özil, quien había entrado en lugar de un Di María que no se estaba enterando de la película. El alemán dio algo más de profundidad al Madrid, pero lo cierto es que le faltaba mucha velocidad a su juego. Y antes de la hora de partido se abrió la lata con un buen gol, obra de Mario Bermejo. Krohn-Dehli recibió la pelota por el costado izquierdo y habilitó con un preciso pase a media altura al delantero santanderino. Éste recibió en el segundo palo ante la laxitud de la defensa madridista y pudo batir a Adán con un remate cruzado.

El campeón de Liga siguió a merced del conjunto local. No lograba inquietar la portería de Sergio Álvarez y el Celta aprovechó los regalos para aumentar la ventaja en la recta final. Cuando sólo llevaba tres minutos en el campo, Cristian Bustos firmó el 2-0 con un auténtico golazo que desató la euforia en las gradas de Balaídos. El mediocentro se llevó la pelota tras un error de Pepe en el saque de banda y sorprendió a Adán con un gran disparo desde fuera del área.

Este nuevo tanto sí espoleó algo más al Madrid, que trató de acortar distancias para volver a tener vida en la eliminatoria. Y lo consiguió a cuatro minutos del final del tiempo reglamentario, cuando un gran pase de Xabi Alonso lo aprovechó a la perfección Cristiano Ronaldo, uno de los pocos que se salvaron de la quema en el equipo blanco, para fusilar a Sergio dentro del área. Apenas hubo tiempo para más. El Madrid acabó encajando una derrota, demostrando que su juego aún dista muchísimo de su mejor nivel, pero logró un gol casi sobre la bocina que le acabó sabiendo a gloria. El duelo de vuelta, dentro de un mes en el Santiago Bernabéu, dictará sentencia en esta apasionante eliminatoria que de momento toma color celeste.


Ficha técnica

Celta de Vigo, 2: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Cabral, Túñez, Roberto Lago; Oubiña, Augusto Fernández; Bermejo (Jonathan Vila, m.84); Krohn-Dehli, Park (De Lucas, m.63) e Iago Aspas (Bustos, m.75)
Real Madrid, 1: Adán; Varane, Pepe, Carvalho, Arbeloa; Essien (m.64), Xabi Alonso; Di María (Özil, m.46), Modric, Cristiano Ronaldo; y Benzema (Callejón, m.32)

Goles: 1-0, m.56: Bermejo; 2-0, m.78: Cristian Bustos; 2-1. m.86: Cristiano Ronaldo
Árbitro: Álvarez Izquierdo (Comité catalán). Mostró tarjeta amarilla a Krohn-Dehli (m.28), Bermejo (m.65) y Augusto, del Celta; y a Cristiano Ronaldo (m.18), del Real Madrid
Incidencias: Partido de ida de octavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio de Balaídos ante unos 30.000 espectadores. Antes del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de Nannete Norma Di Stéfano, hija del ex futbolista del Real Madrid Alfredo Di Stéfano, fallecida este miércoles a los 60 años de edad

 

0
comentarios

Servicios